Es noticia
Menú
Nada de pactos de gobernabilidad Sánchez-Feijóo
  1. España
  2. Al Grano
Antonio Casado

Al Grano

Por

Nada de pactos de gobernabilidad Sánchez-Feijóo

El presidente del Gobierno no tiene el menor interés en acudir al rescate de un PP condicionado por Vox. Todo lo contrario

Foto: Pedro Sánchez conversando con Núñez Feijóo. (EFE/Ballesteros)
Pedro Sánchez conversando con Núñez Feijóo. (EFE/Ballesteros)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El anunciado encuentro de Pedro Sánchez con Núñez Feijóo el jueves que viene en Moncloa no terminará a cara de perro. Y eso ya es un avance respecto a la escandalosa falta de diálogo entre Sánchez y Casado en cuestiones de interés general, que envenenó la vida política de agrios enfrentamientos.

La cita servirá para mejorar el tono de la relación del Gobierno con el principal partido de la oposición. Es empeño declarado del nuevo líder del PP renunciar al frentismo por higiene institucional y por frenar los procesos de desafección ciudadana.

A efectos prácticos se escenificará la predisposición de Feijóo a desatascar la renovación del Consejo General del Poder Judicial y, previa negociación de ciertos aspectos, a no rechazar la convalidación parlamentaria del plan de choque contra los efectos de la guerra de Ucrania. Lo demás son palabras mayores. Las formas no van a derogar las profundas diferencias de fondo. Pierdan toda esperanza quienes esperan una remada conjunta de Sánchez y Feijóo en temas de Estado. Si acaso, el mutuo reconocimiento de esa necesidad en un comunicado conjunto. Pero nada de pacto de gobernabilidad como el que, al parecer, el nuevo líder del PP piensa proponer en su cita con el presidente del Gobierno.

Tampoco eso es nuevo. En ese sentido, Feijóo es continuista. Dos veces pasó Pablo Casado por Moncloa en esta legislatura (febrero y septiembre de 2020). Y hasta 11 pactos de Estado ofreció a Pedro Sánchez en una conversación de 40 minutos al principio de la legislatura (Congreso, 16 diciembre 2019).

Las formas no van a derogar las diferencias de fondo. Pierdan toda esperanza quienes esperan una remada conjunta en temas de Estado

En cuanto a los pactos PSOE-PP que puede ofrecer Feijóo para “garantizar la gobernabilidad sin depender de los que quieren fracturar y dividir”, según sus palabras, nada de nada mientras no haya un nuevo reparto de cartas. No se dan las condiciones. Les dejaría sin discurso a ambos. Sobre todo, a Sánchez, cuyo pedestal se asienta sobre la alerta antifascista que motiva a sus costaleros rojos, republicanos y plurinacionales

Me explico. A la izquierda de la barricada supondría liquidar el llamado bloque de investidura. Eso no le conviene a Sánchez, necesitado de hacer pandilla con UP, ERC, Bildu, etc., para rentabilizar la polarización. Tampoco le vendría bien al PP estigmatizar a Vox, que sigue siendo el partido de moda, como eventual socio en un futuro Gobierno. No le conviene a Feijóo, por mucho que recomiende a su gente no actuar condicionados por el discurso de la ultraderecha ni hacerse fotos con el partido de Abascal.

Por si había dudas sobre un, por ahora imposible, pacto PSOE-PP, las dos primeras voces de Ferraz, Felipe Sicilia y Adriana Lastra, se han apresurado a clavetear el discurso frentista que empuja al PP hacia Vox, sin valorar el cambio en la cúpula del principal partido de la oposición.

Pablo Casado pasó dos veces por Moncloa en esta legislatura y ofreció a Pedro Sánchez hasta 11 pactos de Estado

Sicilia acusa a Feijóo de haber claudicado ante Vox en Castilla y León. Lastra dice que el PP sigue sonando igual y que seguirá “trincando”. No es precisamente un discurso de bienvenida por parte de dos señalados teloneros del presidente ante el encuentro del que gobierna con el que puede gobernar. Más bien clavetea la idea de que Sánchez no tiene el menor interés en acudir al rescate de un PP condicionado por Vox.

Todo lo contrario. Lo necesita para que la “alerta antifascista” activada por sus compañeros de viaje (Sánchez en el poder como mal menor) le mantenga en el pedestal. Y de ahí que las continuas apelaciones de Moncloa a la unidad siempre vayan acompañadas de ataques al PP por “antipatriótico”, “desleal” e “insolidario”. Lo cual refuerza la sospecha de que Sánchez no busca consensos, sino adhesiones inquebrantables.

El anunciado encuentro de Pedro Sánchez con Núñez Feijóo el jueves que viene en Moncloa no terminará a cara de perro. Y eso ya es un avance respecto a la escandalosa falta de diálogo entre Sánchez y Casado en cuestiones de interés general, que envenenó la vida política de agrios enfrentamientos.

Pedro Sánchez Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo PSOE