Francisco Franco: "Quise vivir y morir como católico"

"Es necesario hacer lo que se pueda y lo que se deba, asegurar la victoria, y esta victoria la tenemos en nuestras manos y se proyectará en el futuro”

Foto: Francisco Franco. (Ilustración: Raúl Arias)
Francisco Franco. (Ilustración: Raúl Arias)

En realidad ninguna de estas conversaciones ha tenido lugar. Algunos de los personajes escogidos son protagonistas, voluntaria o involuntariamente, de esta campaña electoral. Otras están, simplemente, a gusto de la que escribe, sabiendo que nunca podrá charlar con ninguna de ellas.

—Buenos días, Francisco.

—Puedes llamarme Paco.

—Muchas gracias por recibir a El Confidencial. Menudo día el de ayer. Es usted como las Converse, nunca pasa de moda.

—"Solamente unas palabras para agradeceros vuestra emoción y entusiasmo".

—Si todavía no le he preguntado nada, no se precipite. Oiga, ¿a usted qué le parece toda esta jarana que se ha montado en el Valle de los Caídos?

Francisco Franco: "Quise vivir y morir como católico"

—"Es la primera vez que empeño de tanta envergadura se acomete, constituyendo un hecho trascendental que destaca la eficacia de un régimen".

—Sí, desde luego, vaya dispositivo, y qué buenos abrigos de paño tiene su familia. Tenían pinta de ser de Max Mara. Hasta he visto un bolso de Chanel.

—“Somos una gran familia, y como tal tenemos que comportarnos”.

—Bueno, tienen ustedes de todo. A mí siempre me gustó más Pocholo que su nieta Carmen. Le salió un sobrino-nieto rentista como Dios manda, con casa en Ibiza y en permanente estado de juerga. Por cierto, menos mal que no me tocó cubrir lo del Valle, pero vi lo suyo por la tele, en la residencia donde vive mi madre.

—Ah, ¿y qué tal?, ¿me echan de menos?

—Pues mire, en el salón donde tenían puesta la televisión la mitad de los que estaban dormían. Un señor llamaba insistentemente a su sobrino Javier y otra señora pedía auxilio y ayuda a su madre. La mía suspiraba, como hace últimamente. Hasta para la nostalgia hace falta estar sano, Francisco.

—“Es necesario hacer lo que se pueda y lo que se deba, asegurar la victoria, y esta victoria la tenemos en nuestras manos y se proyectará en el futuro”.

—Eso me dicen en casa, que lo que se recoge se siembra, y que el karma me recompensará en algún momento de esta u otra vida. Perdone, le estoy hablando demasiado de mí y el importante es usted. ¿Ha visto cómo está España? Llevan diciendo años que se rompe, y ahí sigue.

—“Haremos todo lo que sea humanamente posible hacer para levantar y redimir a las tierras y los campos de España, para que no se pierda el agua de sus ríos y para alumbrar nuevas corrientes subterráneas”.

—Si no le pregunto por el cambio climático, ni la gota fría ni los trasvases. Dijo usted en Salamanca, allá por el año 1937: “Los hombres más heroicos del mundo, los hombres más valientes de Europa, son los hijos de España”. ¿No cree usted que exagera viendo, por ejemplo, quiénes han ocupado la Moncloa desde que usted se marchó?

—“Necesitamos que la nación esté preparada para resistir las pruebas a que un día pudiéramos estar sometidos, robusteciendo nuestra fortaleza política y económica, necesarias para poder triunfar y no ser sorprendidos en ningún momento”.

Francisco Franco: "Quise vivir y morir como católico"

—Usted también ve venir otra crisis, ¿verdad? Bueno, ¿y con lo de Cataluña, qué hacemos?

—“Cuán importante es el camino recorrido y cuál nuestro magnífico estado de salud, que habéis podido apreciar al desfilar por las calles de Barcelona y advertir el entusiasmo de nuestro pueblo. ¡Arriba España!”.

[Así han trasladado el féretro del Valle de los Caídos a Mingorrubio]

—Le veo punzante, Francisco, recordando la Barcelona de otros tiempos. ¿Usted cree que Pedro Sánchez le acabará cogiendo el teléfono a Quim Torra?

—“Vosotros sabéis bien que en los tiempos modernos las naciones no pueden vivir aisladas; están llamadas a ser sumandos de una suma de naciones y, por tanto, tienen que prepararse como partes y al mismo tiempo como un todo”.

—¿Sumandos de una suma de naciones? Leyéndolo muy rápido cualquiera diría que apuesta usted por una nación de naciones. A Pablo Iglesias le gusta esto. Me dice su jefe de gabinete que se nos acaba el tiempo. ¿Alguna cosita que quiera decirnos antes de despedirse?

—“Quise vivir y morir como católico”.

—Déjeme decirle que lo de morir vale, pero lo de vivir como católico le salió regular.

* Los entrecomillados corresponden a extractos de discursos formulados por Francisco Franco, recogidos en la web de la fundación que lleva su nombre.

Basado en hechos no reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios