Letizia: "¿Hemos terminado ya? ¡Qué rápido!"

"Muchos siguen pensando que la conciliación es una cosa imposible [...] Leonor está encantada y muy tranquila [...] Una niña que quiere hacer las mismas cosas que los niños de su tribu"

Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

En realidad ninguna de estas conversaciones ha tenido lugar. Algunos de los personajes escogidos son protagonistas, voluntaria o involuntariamente, de esta campaña electoral. Otras están, simplemente, a gusto de la que escribe, sabiendo que nunca podrá charlar con ninguna de ellas.

—Encantada de verla de nuevo, majestad.

—Ah, pero ¿nos conocemos?

—No exactamente. Pero la primera vez que la tuve cerca estaba usted haciendo cola para comprar entradas en los cines Ideal, de Madrid. Comía palomitas y llevaba una camisa blanca y señor al lado que nunca sería ni marido ni rey. Al poco tiempo se anunció su compromiso y pensé: qué pena, ya no podrá volver a ir al cine como antes.

—Hago mis escapadas, como sabe. Sigo yendo a ese cine.

La reina Letizia junto a su hija la princesa Leonor, a la salida de un céntrico cine de Palma. (EFE)
La reina Letizia junto a su hija la princesa Leonor, a la salida de un céntrico cine de Palma. (EFE)

—Perdone que sea tan cotilla, pero lo último que he leído es que usted y su marido no se hablan. ¿Eso es cierto?

—"Hoy ha estado muchísimo más hablador".

—Pues no sabe cuánto me alegro. ¿Qué opina él de todos esos rumores que les separan cada cierto tiempo?

—"Se lo preguntáis a él cuando salga".

El rey Felipe VI durante la Conferencia Internacional 'Igualdad de género en el ámbito de la seguridad'. (EFE)
El rey Felipe VI durante la Conferencia Internacional 'Igualdad de género en el ámbito de la seguridad'. (EFE)

—Lo pillo, mejor cambiemos de tema. Lo suyo con el periodismo viene de herencia. Su abuela, su padre… ¿cómo recuerda su infancia?

—"Desde pequeñita con la radio, merendando y haciendo los deberes".

—Ah, en eso nos parecemos. Pasé mis tardes con Encarna Sánchez, ¿recuerda aquello de "un pueblo informado sabe adónde va"? Luego, más mayorcita, me pasé a Julia Otero.

—"Déjame hablar…".

—Perdone, siempre me pasa. Cuando se unió al entonces príncipe Felipe, imagino que asumió la cantidad de cosas a las que habría de renunciar, pero ¿no le da pena que sus hijas, en especial la mayor, no vayan a tener una infancia como la de los demás niños?

—"Leonor está encantada y muy tranquila".

—¿Ha salido a usted o al padre? ¿Cómo es?

—"Una niña que quiere hacer las mismas cosas que los niños de su tribu".

La princesa Leonor, durante su discurso. (Limited Pictures)
La princesa Leonor, durante su discurso. (Limited Pictures)

—Pues lo lleva claro la criatura. Imagino que ya le habrá rebajado las expectativas. Me interesa mucho cómo son las tardes en casa. ¿Está harta de los grupos de WhatsApp de los padres del colegio? ¿Hay peleas incendiarias con el tema de los deberes? Dígame, por favor, que no soy la única.

—"Muchos siguen pensando que la conciliación es una cosa imposible".

—Permítame que le diga que depende de cuál sea su punto de partida. No será de esas personas irritantes que dicen que conciliar es cuestión de organizarse. ¿Tiene usted ayuda en casa? Perdone el sarcasmo

—(Sonríe) "Un equipo muy serio y solvente que tiene espíritu de campeón".

—Así cualquiera. ¿Resolvió usted las diferencias con su suegra?

—"Es cuestión de mentalidades, de inercia y de educación".

—Vale, pero esas imágenes. ¿Cuántas veces ha recordado el choque de trenes en la catedral de Mallorca?

—"¿Qué pone en el vídeo? ¿lo has visto?".

—Pero qué clase de pregunta es esa. Claro. Por cierto, voy a tener que marcharme. Le quedan más entrevistas, y la están esperando al menos dos colegas.

—"¿Está Patricia o está Jaime? ¿Quién está?".

—Ni idea. Peñafiel desde luego no es. ¿Cómo lleva usted el azote de este periodista desde el primer día?

—"Me viene bien para la piel".

Es un privilegio poder tener cerca a gente tan interesante

—Ah, pues entonces ni tan mal. Muchas gracias por su tiempo.

—"¿Hemos terminado ya? Qué rápido".

—Pues yo lo he pasado regular. Es usted bastante esquiva, aunque lo entiendo.

—"Es un privilegio poder tener cerca a gente tan interesante".

—No exagere, que no es usted candidata electoral. ¿Sabe qué? Si me la vuelvo a encontrar otra vez en los cines Ideal, la saludaré. Buen día.

*Todos los entrecomillados de la reina Letizia son textuales, pertenecen a intervenciones públicas, antes y después de su noviazgo con Felipe.

Basado en hechos no reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios