Sánchez y Díaz, enemigos íntimos

Las generales se acercan y la tesis de que a Sánchez le interesa una Díaz fuerte para revalidar la Moncloa pierde fuerza. A Sánchez solo le interesa Sánchez

Por Nacho Cardero15
Sánchez y Díaz, enemigos íntimos
Casado (al fin) da con la tecla

Casado (al fin) da con la tecla

No solo han apartado (al menos temporalmente) los embrollos internos, sino que han tocado a rebato con una eficiencia inusual

Lo que hizo González y no se atreve Sánchez

Lo que hizo González y no se atreve Sánchez

Lo de Escrivá con las pensiones, más que una reforma, se parece a un bálsamo de Fierabrás para contentar a Bruselas para que suelte la guita de los fondos europeos

Una crisis energética que tumba gobiernos

Una crisis energética que tumba gobiernos

Parece meridianamente claro que los elevadísimos precios de la luz, los tambores de desabastecimiento y el cierre de fábricas por falta de sincronización entre oferta y demanda le están pasando factura a Sánchez

La soez apropiación de Sánchez

La soez apropiación de Sánchez

No hay que olvidar que fue el difunto Rubalcaba quien le echó con cajas destempladas del partido, previendo el vaciamiento intelectual a que podía someter la organización

¿En qué cree el PP?

¿En qué cree el PP?

El guion estaba escrito de antemano. Ayuso arribó a la convención del PP como Napoleón a los Campos Elíseos: acaparando vítores y aplausos, y opacando la figura de Pablo Casado

Urge vacuna contra la soberbia

Urge vacuna contra la soberbia

Después de cinco olas completas y casi 100.000 muertos, uno querría pensar que la improvisación, la descoordinación y la falta de liderazgo podrían estar resueltas. Pues no

Boda roja en el PP: 'save the date' 11 de noviembre

Boda roja en el PP: 'save the date' 11 de noviembre

Las filiales autonómicas no entienden el duelo fratricida en que andan metidos justo ahora que el viento sopla a favor. Siempre es Madrid. Pasó con Gallardón y Aznar; Aguirre y Rajoy, y por último, Ayuso y Casado

Alemania 26-S: malas noticias para Sánchez

Alemania 26-S: malas noticias para Sánchez

La situación arroja un puzle de 3.000 piezas que requerirá meses de negociaciones. Todo apunta a que se necesitarán, al menos, tres partidos para gobernar