El nuevo empresariado catalán: "¡Aquí venimos a implementar la república YA!"

La ANC tiene razones sobradas para pavonearse. Lo ha vuelto a hacer. Con la habilidad de un carterista del barrio gótico, le ha birlado al Ibex 35 la Cambra

Foto: Cámara de Comercio de Barcelona. (EP)
Cámara de Comercio de Barcelona. (EP)

“¡Aquí venimos a implementar la república YA!”, se refocilaban los representantes de Eines de País, la candidatura independentista promovida por la Asamblea Nacional Catalana tras hacerse con la Cámara de Comercio de Barcelona. Gritos, cánticos, palmas, una locura total sintetizada en los 21 segundos del vídeo lanzado en Twitter por Adrià Alsina, periodista y miembro de la candidatura de Jordi Graupera a la alcaldía de esta ciudad:

La ANC tiene razones sobradas para pavonearse. Lo ha vuelto a hacer. Con la habilidad de un carterista del barrio gótico, le ha birlado al Ibex 35 la Cambra, uno de los pilares vertebradores de la sociedad civil barcelonesa. El independentismo continúa haciéndose con instituciones clave mientras en Madrid se discute si son galgos o podencos.

Desde entonces, los menestrales de la candidatura de Eines de País no han dejado de corear el mantra —“¡In-Inde-Independència! ¡In-Inde-Independència!”— creyéndose que, de la noche a la mañana, han devenido en importantes hombres de negocios, y revistiendo su victoria con una épica que no es tal, pues ni esperaban este resultado ni saben ahora qué hacer con la Cambra, más allá de usarla para distribuir sus argumentos panfletarios en pos de la república.

‘La Vanguardia’ titulaba “El vuelco en la Cambra conmociona al mundo empresarial catalán”. Y no es para menos, ya que el golpe de mano no tiene más objetivo que okupar, con ‘k’, puestos de relevancia en empresas e instituciones españolas (CaixaBank, Consorcio de la Zona Franca, Autoridad Portuaria, Esade, Ateneu, Asociación para el Progreso de la Dirección, etcétera) y dinamitarlas desde dentro.

En una entrevista a Joan Canadell, socio de Petrolis Independents y líder de la candidatura Eines de País, amén de tener hilo directo con Waterloo, adelantaba las medidas a implementar: “Haremos que la Cámara elabore estudios para dar argumentos a una Cataluña independiente y para saber cuál es el coste de oportunidad de todas las inversiones que el Estado español ha dejado de hacer en Cataluña […]. El modelo de Miquel Valls ha sido apoyar la gran empresa que mira en Madrid. Debemos abandonar este modelo […]. Si esto implica estar en contra de las empresas del Ibex, estaremos en contra de las empresas del Ibex”.

El argumentario esgrimido por Canadell durante la campaña caló y se condensaba en tres puntos: uno, había que votar con los que se habían quedado aquí frente a los que se habían ido allí, esto es, frente a los ‘botiflers’ que habían sacado sus sedes sociales de Cataluña; dos, había que ponerse del lado del débil y enfrentarse al poderoso, y tres, había que remar a favor de los que apoyaron el 1 de octubre, o sea, de la ANC, y en detrimento de los que se posicionaron en contra. Un discurso similar al del Brexit. Populismo en vena.

Canadell ha movilizado gente que no se había movilizado jamás. Es un tío muy listo. Fíjate en la factura de los vídeos que distribuyó durante la campaña”, analizan desde la Consejería de Empresa. “La ANC ha estado yendo mercería a mercería, frutería a frutería, panadería a panadería, diciendo a todos: ¡tenéis que ir a votar! La burguesía catalana desprecia a empresarios como Canadell, pero se equivoca. Este tipo de personajes se mueve, tiene sus empresas, se gana la vida y luego, a las primeras de cambio, te pone de rodillas”.

Porque, efectivamente, son muchos los que en la contienda de la Cámara se han dejado pelos en la gatera. Empezando por el entorno Caixa, cuyo candidato, Carles Tusquets, apenas ha conseguido un puñado de escaños, siguiendo por la Generalitat, cuya consejera Maria Àngels Chacón cambió el sistema de votación permitiendo el electrónico y se empleó a fondo en favor de otro de los candidatos, Enric Crous, quien no ha sido capaz de sacar ni siquiera su puesto, y terminando por la patronal Pimec y el 'lobby' independentista Femcat, menos relevantes de lo que han querido aparentar.

Frente a esta ristra de pastueños, los que se alzan como vencedores son ANC, Puigdemont, Torra y ‘guardianes del procés’ como Graupera y Alsina.

Las 14 grandes empresas que sostienen financieramente la Cámara de Comercio, sin duda las grandes derrotadas del proceso electoral, amenazan ahora con irse tras el abordaje de la ANC. “¿Por qué vamos a financiarla si cada vez que venga el Rey a Barcelona le va a montar un lío de narices? ¿Nos compensa seguir aquí o daña a nuestra imagen y reputación?”, se preguntan. Sirva como ejemplo el plantón del presidente de la Generalitat a Felipe VI en la inauguración del Salón del Automóvil.

La marcha de estas compañías próximas al Ibex podría hacer que la Cambra entrara en números rojos. En 2018, apenas obtuvo un superávit de 120.000 euros, con lo que la retirada de las cuotas de estas empresas comprometería seriamente la viabilidad de la institución.

“Estas compañías pueden irse creyendo que ya no pintan nada o pueden quedarse y preparar una alternativa fuerte con recursos”, añaden desde la Generalitat. “Eso sería de malos perdedores. Tienen que construir una oposición buena y trabajar desde la Cámara para las próximas elecciones. Deberían quedarse”.

La gran empresa no solo está descontenta por el resultado de las elecciones sino también por el discutible proceso electoral llevado a cabo, con muchos claroscuros en el cómputo de los votos y donde se han cambiado las reglas con el partido a medio empezar.

Se cuestiona la validez de cerca de 2.500 votos —que podrían hacer variar el resultado final—, de los cuales cerca de un millar están siendo investigados por la junta electoral al haber sido emitidos desde las mismas direcciones de internet.

Todo ello, según señalan desde una de las candidaturas, podría llevar a reclamaciones judiciales contra los responsables de la Generalitat así como contra los encargados del proceso. “Hemos acreditado que hay votos emitidos que no han sido contabilizados. No se trata de impugnar el proceso. Es un tema directamente de Fiscalía”, señalan.

Caza Mayor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
122 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios