Es noticia
Menú
Gate Center y el regreso de Zapatero: nada personal, solo negocios
  1. España
  2. Caza Mayor
Nacho Cardero

Caza Mayor

Por

Gate Center y el regreso de Zapatero: nada personal, solo negocios

Más que preocuparles, las grandes empresas quedan seducidas por la proximidad del político leonés a todo lo relacionado con el eje del mal. Zapatero ha vuelto. Que Dios nos pille confesados

Foto: El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE/Mariscal)
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Este martes 5 de abril, José Luis Rodríguez Zapatero presentará Gate Center, un nuevo ‘think tank’ que, según refiere la convocatoria, pretende ser un proyecto de reflexión y análisis cuyo propósito es contribuir a comprender los cambios más relevantes que van a determinar el siglo XXI en el ámbito de la economía, sociedad, tecnología y orden político internacional.

Lo llaman ‘think tank’ cuando en realidad quieren decir ‘business’, que es a lo que el expresidente se viene dedicando con singular éxito en los últimos años, lo cual, cuando menos, resulta significativo para alguien que salió abruptamente del Gobierno por la mala gestión de una crisis, la de 2008, que ha dejado cicatrices estructurales en el país. Zapatero, que todavía ejerce de 'senior advisor' de Kreab, será el presidente del Consejo Asesor de Gate.

En definitiva, contactar con las principales compañías del país para levantar capital

"El Gravity Center Gate es un centro de gravedad en la superficie terrestre calculado a partir de la actividad económica y comercial global, así como sus desplazamientos en los últimos 60 años", reza la leyenda del ‘think tank’. Un lenguaje muy ‘ted talk’, que los legos en la materia estamos obligados a traducir al idioma del dinero para su correcta comprensión, pues el proyecto bebe de lo intelectual para adentrarse luego en el terreno pecuniario. En definitiva, contactar con las principales compañías del país para levantar capital.

El promotor de la iniciativa es Daniel Romero-Abreu, fundador de Thinking Heads, conocida agencia de conferenciantes, dedicado también al posicionamiento estratégico de líderes como expertos en su sector. De la coordinación académica de Gate Center se encarga Miguel Sebastián, otrora ministro y jefe de la oficina económica de Moncloa.

Foto: El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE) Opinión

Zapatero continúa colocando peones afines en los principales ámbitos de poder, ahora que gobiernan los socialistas de Pedro Sánchez, que no los de Felipe González. Los satélites del político leonés en puestos clave son muchos y conocidos.

Ahí está Miguel Barroso, exsecretario de Estado de Comunicación, actualmente consejero del grupo Prisa y uno de las personas de confianza de Joseph Oughourlian; o Javier de Paz, consejero de Telefónica e íntimo de Zapatero de cuando ambos ejercían en las juventudes socialistas, o José Blanco, otro de los hombres fuertes del PSOE de aquella época y hoy responsable de Acento Public Affairs, joven firma de consultoría que ha irrumpido con éxito en un mercado altamente competitivo como es del 'lobby'.

Si tienes una oreja que te escuche en el olimpo del poder, el resto, los 'deals', vienen rodados

En Acento, precisamente, trabajaba Antonio Hernando, quien fue llamado a Moncloa tras la última crisis de Gobierno, lo que ha despertado las lógicas suspicacias, pues el movimiento pone negro sobre blanco la buena sintonía existente entre el antiguo equipo de Zapatero con el actual de Sánchez, y la capacidad de influencia de los unos sobre los otros.

La técnica empleada es como la de la cadena de favores. Sirvió de guion cinematográfico y consiste en hacer un favor a tres personas, cada una de las cuales está obligada a hacer otros tres favores a otras tantas personas y así sucesivamente. No hay contratos firmados, ni relaciones contractuales más allá de las estrictamente necesarias. Se trata, simplemente, de generar un ecosistema político y empresarial propicio para sus intereses. Si tienes una oreja que te escuche en el olimpo del poder, el resto, es decir, los 'deals', vienen rodados.

placeholder El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y José Luis Rodríguez Zapatero. (Reuters)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y José Luis Rodríguez Zapatero. (Reuters)

Todo ello en un contexto pintiparado, donde las políticas expansivas y el intervencionismo del Estado han dejado de estar mal vistos, y el dinero público llega a espuertas.

Por un lado, están los fondos europeos Next Generation, que en el caso de España ascienden a 140.000 millones de euros, y de los que España ha solicitado ya 70.000 millones, los que corresponden a subvenciones a fondo perdido. A pesar de las loas que reciben estas ayudas como espoleta para la recuperación económica, lo cierto es que los empresarios desconfían de ellas no solo por el retraso en la ejecución de los proyectos beneficiarios, sino, sobre todo, por la posible discrecionalidad en la adjudicación de las mismas.

Por el otro lado, está la pastizara que se va a destinar a gasto militar. El Gobierno ya ha anunciado su intención de incrementarlo hasta el 2% del PIB, iniciativa que sigue las directrices marcadas por Scholz en Alemania y que supone un giro copernicano en la política de Defensa europea. En el caso de España, en cifras absolutas, supondría un gasto anual de unos 25.000 millones. Mucho dinero a repartir. Los posibles interesados ya han empezado a pasar la gorra.

Es para quitarse el sombrero. No parece asustar a sus clientes que sus aliados sean regímenes como los de Maduro en Venezuela

La llegada de Marc Murtra a Indra, así como determinados movimientos que se están produciendo en otras compañías participadas por la SEPI, es decir, por el Estado, obedecen a este nuevo contexto y a la idea antes mencionada de la cadena de favores. Otro tanto se puede decir del culebrón accionarial en torno al fabricante de motores de aviación ITP Aero.

No puede dejar de sorprender la incesante actividad de Zapatero en los últimos tiempos y su capacidad de influencia sobre los poderes fácticos tanto dentro de nuestras fronteras como fuera de las mismas. "Zapatero ha sido la gran voz en el campo progresista y democrático de América Latina en la Unión Europea. No hay ni una lucha en América Latina con la que no se haya mostrado solidario", se pudo escuchar en el 'Primer Encuentro Internacional Democracia e Igualdad' de Río de Janeiro.

Es para quitarse el sombrero. No parece asustar a sus clientes que sus aliados sean regímenes como los de Maduro en Venezuela, o países donde no se respeta la legalidad internacional como Marruecos, donde otro de sus chicos, Miguel Ángel Moratinos, ha tenido un papel clave en el viraje diplomático de España. Tampoco influye que ejerza de 'lobby' para empresas chinas frente al bloqueo USA, amén de su condescendencia con el independentismo catalán. Más que preocuparles, las grandes empresas quedan seducidas por la proximidad del político leonés a todo lo relacionado con el eje del mal. Zapatero ha vuelto. Que Dios nos pille confesados.

Este martes 5 de abril, José Luis Rodríguez Zapatero presentará Gate Center, un nuevo ‘think tank’ que, según refiere la convocatoria, pretende ser un proyecto de reflexión y análisis cuyo propósito es contribuir a comprender los cambios más relevantes que van a determinar el siglo XXI en el ámbito de la economía, sociedad, tecnología y orden político internacional.

José Luis Rodríguez Zapatero Pedro Sánchez Moncloa SEPI