Es noticia
Menú
Moreno Bonilla pincha la burbuja Olona y ya se ve gobernando en solitario
  1. España
  2. Caza Mayor
Nacho Cardero

Caza Mayor

Por

Moreno Bonilla pincha la burbuja Olona y ya se ve gobernando en solitario

El mayor enemigo de cara al 19-J para el candidato popular son sus propias expectativas. No solo tiene que ganar. Está obligado a golear

Foto: Olona, Moreno y Espadas, antes del primer debate. (EFE/José Manuel Vidal)
Olona, Moreno y Espadas, antes del primer debate. (EFE/José Manuel Vidal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Juanma Moreno Bonilla, el hombre tranquilo, será el ganador de las elecciones en Andalucía que se celebren el próximo domingo, situándose a un paso de la mayoría absoluta. La encuesta de IMOP para El Confidencial le da una horquilla de entre 50 y 53 diputados, aunque posiblemente esté más cerca de los 53 que de los 50. El viento sopla a su favor.

A falta de un debate y una semana para el final de campaña, mucho tendrían que cambiar las cosas para revertir la tendencia y que no pudiera revalidar como presidente de la Junta. Quizás el mayor problema para Moreno Bonilla sea el propio Moreno Bonilla, en tanto en cuanto ha ido generando unas expectativas muy altas que ahora habrá que cumplir, no le vaya a pasar lo que a Mañueco. No solo tiene que ganar. Está obligado a golear.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Si los pronósticos se cumplen, lo de este 19-J en Andalucía será un calco del 4-M de Madrid, a pesar la distinta personalidad de los candidatos, donde el carisma arrollador de Ayuso es suplido por el carácter transversal de Moreno Bonilla. El del malagueño es el único perfil con el que un candidato del centro derecha puede alcanzar San Telmo y mantenerse en el poder.

El grueso de los votantes otorga una buena valoración a su gestión al frente de la Junta, incluidos los de izquierda. El 41% de los socialistas le da su aprobación. Además, el 43% del total de votantes considera que la situación general de la comunidad es buena o muy buena y apenas un 15% cree que es mala o muy mala. Es un activo que suma por encima de sus propias siglas.

"Este 19-J en Andalucía será un calco del 4-M de Madrid, donde el carisma de Ayuso es suplido por el carácter transversal de Juanma Moreno"

Aunque estos datos se circunscriben a Andalucía, y solo a Andalucía, sí dejan entrever un claro viraje ideológico hacia el centro derecha en el conjunto del país, especialmente desde que Feijóo, arropado por la armada del sur, se hiciera con las llaves de Génova 13. Previsiblemente, este cambio de tendencia se acentuará tras los resultados del 19-J.

Lo mismo ocurre, pero al revés, con el PSOE. La campaña del candidato socialista, Juan Espadas, lejos de ir a más con el transcurso de los días, como muchos apuntaban, ha ido a menos. Se ha centrado en las críticas al rival en vez de hablar del PSOE y de su programa de gobierno. El sondeo de IMOP le concede 29 escaños, frente a los 33 actuales. El espejo andaluz, señalan los expertos, no será sino el reflejo de lo que está por venir en España. Para Sánchez, dicen, y no solo para Sánchez.

Porque los sondeos suponen también un trago agridulce para Vox. Con las encuestas en la mano, todo apunta a que sustituirá como tercera fuerza a Ciudadanos, que muy probablemente desaparecerá. Concretamente, IMOP da 15 diputados a Vox, tres más que en 2018, un buen dato que, sin embargo, está a años luz de las expectativas.

Foto: Juan Espadas, con Guillermo Fernández Vara, en Córdoba. (EFE)

El partido de Abascal tenía depositadas sus esperanzas en Andalucía, su comunidad fetiche, donde comenzó a coger velocidad. Tan era así que fichó a una de sus figuras más mediáticas, Macarena Olona, para encabezar la lista del 19-J. Pero Olona no ha terminado de cuajar. A pesar de gozar del reconocimiento de la Villa y Corte madrileña, apenas es conocida en Andalucía. Además, los votantes de Vox únicamente le otorgan un 7,1 de valoración, solo dos décimas más que a Bonilla. Ni tiene cara de vicepresidenta ni parece que la vaya a tener.

Estos datos obligan a plantearnos varias cuestiones: ¿hasta qué punto Vox va a poder condicionar la formación del Gobierno de Moreno Bonilla con su exigencia de entrar en el Ejecutivo?, ¿suponen estos resultados un espaldarazo a la estrategia de Feijóo?, ¿es el inicio de una nueva forma de relacionarse entre el PP y el partido de Abascal?

De confirmarse los pronósticos, los andaluces, tanto los de la derecha como una parte nada desdeñable de la izquierda, darán un mandato claro para que Moreno Bonilla revalide su cargo como presidente de la Junta. En una entrevista en El Confidencial, el popular ya dijo que no descartaba una repetición de elecciones si el resto de formaciones bloqueaba su investidura, mensaje teledirigido a Vox.

Foto: La candidata de Vox a la presidencia de la Junta, Macarena Olona. (EFE/Rafa Alcaide) Opinión

Con semejante victoria y un mandato tan claro, muy pocos andaluces comprenderían que les obligaran a volver a las urnas. En tal caso, lo lógico sería que Vox fuese penalizado, seguramente también el PSOE, mientras el PP lograría la mayoría absoluta.

Con 17 puntos porcentuales de ventaja sobre el segundo candidato, Vox debería abstenerse para dejar gobernar al PP en solitario en Andalucía. Si no lo hacen los de Macarena Olona, deberían hacerlo los de Juan Espadas si quieren presumir de sentido de Estado y no ahondar en la caída.

El caso andaluz nos adentra en un nuevo ciclo, donde la capacidad de crecimiento de Vox da síntomas de agotamiento. Más allá del contexto internacional, que privilegia un tono institucional del que la formación verde carece, en el plano nacional, está acusando el liderazgo positivo de Bonilla y la nueva jefatura del PP. Todavía es pronto para afirmarlo, pero da la sensación de que Feijóo ha frenado a Vox o está en proceso de hacerlo. El ciclo virtuoso del PP, que decía Pablo Casado, parece estar cogiendo forma.

Juanma Moreno Bonilla, el hombre tranquilo, será el ganador de las elecciones en Andalucía que se celebren el próximo domingo, situándose a un paso de la mayoría absoluta. La encuesta de IMOP para El Confidencial le da una horquilla de entre 50 y 53 diputados, aunque posiblemente esté más cerca de los 53 que de los 50. El viento sopla a su favor.

PSOE Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo Elecciones Andalucía