Es noticia
Menú
Por qué las empresas con buen gobierno corporativo son más innovadoras
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
Valencia Monitor

Valencia Monitor

Por

Por qué las empresas con buen gobierno corporativo son más innovadoras

Es un claro facilitador para el crecimiento organizativo, la apertura del capital, la atracción de talento y el acceso a otras vías de financiación

Foto: Los guantes hápticos de la firma valenciana Neurodigital Technologies se utilizan para simulaciones de la Nasa. (EFE/Ana Escobar)
Los guantes hápticos de la firma valenciana Neurodigital Technologies se utilizan para simulaciones de la Nasa. (EFE/Ana Escobar)

En el contexto actual valenciano existe un amplio consenso respecto a la necesidad de incrementar el nivel de innovación de las empresas. Entre las razones de este convencimiento se sitúa, en primer lugar, la búsqueda de la competitividad y supervivencia en un mercado cada vez más exigente. Las empresas más proactivas e innovadoras son capaces de anticipar los cambios en las necesidades y preferencias de los clientes. La globalización, la desaparición de la mayor parte de las barreras comerciales, y la creciente digitalización de la economía y de los mercados, facilitan que dichas empresas alcancen cualquier mercado con relativa facilidad. Así, las compañías altamente competitivas e innovadoras surgen en cualquier parte del mundo, se expanden geográficamente y compiten explotando las ventajas derivadas de su propuesta novedosa y mejor adaptada a las nuevas necesidades. Por ello, si las empresas valencianas no adoptan un esfuerzo de innovación constante y continuado, nuestra estructura económico-empresarial quedará relegada paulatinamente a una posición de cierta desventaja competitiva frente a las más innovadoras. En segundo lugar, porque la creciente presión por parte de las instituciones y de la sociedad hacia una economía cada vez más sostenible y digital no pueden ser respondidas adecuadamente desde posiciones conservadoras y continuistas.

Foto: Imagen de archivo de un parque eólico. (EFE/Lavandeira Jr) Opinión

En la Comunidad Valenciana existe un notable número de empresas consolidadas que son altamente innovadoras y, muchas veces, líderes en sus respectivos mercados. También son cada vez más las empresas de nueva creación que surgen alrededor de propuestas basadas en la tecnología y en modelos de negocio originales. Sin embargo, el peso relativo de las empresas con un perfil altamente innovador es todavía pequeño con respecto al total de la economía valenciana, y su crecimiento no tiene el ritmo que se observa en otras zonas geográficas como Madrid, Cataluña, País Vasco o Navarra, así como de otras partes del mundo. Aunque la senda es positiva, todavía no estamos reduciendo la brecha que nos separa de los mejores.

La innovación en producto o proceso, la innovación estratégica orientada a renovar los modelos de negocio hacia planteamientos más sostenibles, o la transformación digital de las organizaciones, requieren de la confluencia de varios factores: Enfoques de dirección apoyados en datos lo más objetivos posibles, y analizados desde perspectivas diversas; Capacidad de atracción de talento que sepa identificar las potencialidades de la tecnología y la digitalización, y de ponerlas al servicio de la innovación; y Recursos financieros necesarios para afrontar las inversiones en innovación, o los procesos de cambio y transformación.

Foto: La sede de Innsomnia, en la marina de Valencia, acogerá el centro de computación de la ONU. (EFE/Vicent Bosh) Opinión

En este sentido, el tamaño empresarial, la profesionalización y desarrollo del gobierno corporativo de las empresas, o la intensidad tecnológica o de conocimiento de los sectores en los que operan son factores relevantes para acelerar y consolidar la innovación en las empresas de un territorio determinado. Sin embargo, de acuerdo con los datos del Observatorio de Gobierno, Estrategia y Competitividad de la Empresa (GECE), desarrollado por el Ivie y CaixaBank, el contexto empresarial de la Comunidad Valenciana no se caracteriza por ofrecer un entorno especialmente favorable para que la innovación se enraíce en el ADN de las empresas. El 99% de las compañías (considerando las sociedades mercantiles) son pequeñas o medianas (menos de 250 empleados). En el Valor Añadido Bruto (VAB) generado por el sector privado en la Comunidad Valenciana, las industrias intensivas en tecnología aportan solo un 4,9%, y los sectores de servicios intensivos en conocimiento contribuyen con un 12,1%.

Por otro lado, el 55% de las empresas valencianas son propiedad de un único accionista (casi tres puntos por encima de la media española), que ejerce a su vez los roles de administrador/a único/a y de director/directora general de la empresa. Es decir, la estructura de propiedad, gobierno y dirección está fuertemente concentrada en una sola persona. Además, la gran mayoría (un 91%, según el Instituto de Empresa Familiar) son empresas de propiedad y gestión familiar.

Algunos aspectos de esta realidad no casan bien con los factores comentados anteriormente. Para atraer talento, las empresas deben ofrecer puestos de trabajo con una remuneración atractiva y, sobre todo, con posibilidades de desarrollo y crecimiento profesional a través de planes de carrera, con techos suficientemente altos como para que no resulten limitativos. El tamaño reducido, y las estructuras de dirección y gobierno corporativo limitadas, bien por ser pequeñas o bien por estar copadas por personas asociadas a la propiedad (familiar o no), resultan limitadores importantes para atraer a los mejores profesionales, pero sobre todo para lograr que las personas con talento deseen permanecer y desarrollarse profesionalmente en ese ámbito.

De modo similar, la innovación suele exigir importantes esfuerzos de inversión, generalmente con elevada incertidumbre. De nuevo, disponer de un volumen de activos suficiente y de una estructura de dirección y gobierno corporativo que evidencie un enfoque profesional, sólido y diverso facilita el acceso a diferentes fuentes de financiación, tanto bancaria como a través de otro tipo de inversores (fondos de inversión, empresas competidoras o de sectores complementarios, otros accionistas institucionales…). Adoptar enfoques más formales de gobierno corporativo, basados en consejos de administración activos, profesionalizados y con presencia de consejeros independientes, y lograr una mayor apertura a la incorporación de otros actores en el capital son, sin duda, elementos que pueden facilitar el desarrollo de estrategias de innovación más ambiciosas.

Foto: Operarios trabajan en la planta que Ford tiene en la localidad valenciana de Almussafes. (EFE/Manuel Bruque) Opinión

El carácter familiar, sin embargo, no resulta especialmente limitador en comparación con los aspectos mencionados anteriormente (tamaño y buen gobierno). Aunque el carácter familiar puede resultar limitativo en cuanto a la apertura del capital, la atracción de talento, o la asunción de ciertos riesgos, un reciente estudio liderado por el Instituto de Empresa y Ernst & Young, Las empresas familiares ante el reto de la innovación, demostraba que, a igualdad de condiciones (tamaño, industria, gobierno corporativo), las empresas familiares son incluso más innovadoras que las no familiares como consecuencia de su orientación a largo plazo, el fuerte compromiso de la propiedad y la gestión con el proyecto empresarial, y su deseo de perdurabilidad. Las empresas familiares que están gestionadas con buenas prácticas de gobierno corporativo y que se dotan del tamaño, los recursos y el talento adecuado, pueden ser altamente innovadoras y constituyen la espina vertebral del desarrollo económico y tecnológico de los territorios.

Foto: Las economías más dinámicas son las que más invierten en capital humano y tecnológico. (Unplash/Rodeo Project Management Software) Opinión

En definitiva, uno de los elementos que mayor impacto puede tener en la mejora de la innovación en las empresas consiste en la promoción de prácticas y estructuras de buen gobierno. Este aspecto es un claro facilitador para el crecimiento organizativo, la apertura del capital, la atracción de talento y el acceso a otras vías de financiación. Es conveniente trabajar en la base de la gestión y el gobierno empresarial, para construir los fundamentos adecuados para la innovación empresarial. La atracción de inversiones y las ayudas o programas para el fomento de la innovación en producto, proceso o modelo de negocio debe acompañarse de programas de desarrollo de las actitudes y enfoques de apertura y buen gobierno en la propiedad y en los responsables de las empresas.

* Alejandro Escribá-Esteve es catedrático, investigador asociado del Ivie y director de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universitat de València.

En el contexto actual valenciano existe un amplio consenso respecto a la necesidad de incrementar el nivel de innovación de las empresas. Entre las razones de este convencimiento se sitúa, en primer lugar, la búsqueda de la competitividad y supervivencia en un mercado cada vez más exigente. Las empresas más proactivas e innovadoras son capaces de anticipar los cambios en las necesidades y preferencias de los clientes. La globalización, la desaparición de la mayor parte de las barreras comerciales, y la creciente digitalización de la economía y de los mercados, facilitan que dichas empresas alcancen cualquier mercado con relativa facilidad. Así, las compañías altamente competitivas e innovadoras surgen en cualquier parte del mundo, se expanden geográficamente y compiten explotando las ventajas derivadas de su propuesta novedosa y mejor adaptada a las nuevas necesidades. Por ello, si las empresas valencianas no adoptan un esfuerzo de innovación constante y continuado, nuestra estructura económico-empresarial quedará relegada paulatinamente a una posición de cierta desventaja competitiva frente a las más innovadoras. En segundo lugar, porque la creciente presión por parte de las instituciones y de la sociedad hacia una economía cada vez más sostenible y digital no pueden ser respondidas adecuadamente desde posiciones conservadoras y continuistas.

Gobierno Corporativo Digitalización Tecnología Empresas Innovación Empresa familiar Noticias de Comunidad Valenciana Comunidad Valenciana