El Dr. House y sus frases

Sé que hay que decir que el peligro está en que se las crean nuestros hijos/nietos, pero me parece más peligroso que me las crea yo y gente como yo.

Tengo apuntadas un par de frases del Dr. House

- ¿Ha oído eso de que no se puede vivir sin amor? Pues el dinero es más importante.

- Todo el mundo miente.

Y me da miedo que nos creamos las dos cosas. Ya sé que hay que decir que el peligro está en que se las crean nuestros hijos/nietos, pero me parece más peligroso que me las crea yo, y gente como yo, porque, si nos las creemos, actuaremos así, nuestros hijos/nietos se lo creerán y el salvaje Oeste será una playa idílica comparada con lo que va a ocurrir.

Me parece que me he equivocado. Debe ser culpa del iPad. Tenía que haber puesto "con lo que ocurre hoy" en vez de referirme a "lo que va a ocurrir".

Hemos montado un mundo que gira alrededor de varios ejes a la vez. Esto, en una esfera, es difícil, porque si gira hacia la derecha, y hacia abajo, y, a la vez, un poco a la izquierda y otro poco hacia arriba, se oirá un chasquido y algo se romperá.

En el mundo pasa lo mismo, porque es una esfera, a pesar de lo que decía un amigo mío cuando salía a pasear de noche por el monte: que se veía claramente que era plano.

Pues no. Es una esfera, que, estos momentos, está girando alrededor de varios ejes:

1.- El poder.

2.- El dinero.

3.- La codicia por el poder y el dinero, que hace que, cuando tengo poder, quiero más y cuando tengo dinero quiero más y así tendré más poder y luego más dinero y luego más poder, hasta conseguir ser, de aquí a unos años, el más poderoso y rico del cementerio, mientras mis herederos llenan las páginas de sucesos de los periódicos.

4.- La mentira como instrumento de la codicia.

5.- La deslealtad, en todos los campos. Yo estoy convencido de que, o eres leal o no eres leal. (Siempre me he preguntado por qué uno/a que no sea leal a su mujer/marido ha de ser leal a su empresa).

6.- La desfachatez, que se puede también definir como la estupidez al cuadrado, pensando que, como soy auténtico y creo que tengo las espaldas cubiertas, hago lo que me conviene y, además, impunemente, mirando por encima del hombro a los demás porque, pobres mortales, no son capaces de abrirse camino en la vida como yo me lo abro (a machetazos). 

No he puesto el sexo, porque creo que es una consecuencia de todo lo anterior, aunque, a veces, ves gente que está obsexionada con x y que actúan como si, al morir Franco y desaparecer la censura franquista, hubiesen descubierto que los niños no vienen de París. Y lo tienen que contar a todo el mundo, sin duda para contribuir a erradicar la ignorancia.

Siguen preguntándome cuándo se acabará 'esto'. Sigo contestando que los problemas técnicos se arreglan con soluciones técnicas, pero que lo de ahora no es técnico. O mejor dicho, que lo técnico es la consecuencia de los puntos 1 al 5. Por eso, cuando me dicen que el capitalismo produce crisis cíclicas, contesto que esta no es cíclica, que es consecuencia de la globalización de la indecencia.

He tenido hoy dos reuniones con equipos directivos de dos empresas de sectores muy diferentes. Los dos están moderadamente optimistas. Parece que cierran el año bien.

Veo que Bernanke retira los estímulos. Hay que aclarar que "retirar" significa fabricar al mes 75.000 millones de dólares en vez de 85.000. Supongo que los intereses subirán un poco, el dólar se revaluará otro poco, lo que nos irá bien, porque sus productos serán más caros y los nuestros, más baratos. Supongo que a los brasileños no les gustará demasiado, porque, al subir los intereses, los inversores se llevarán el dinero a Estados Unidos. Los inversores somos así.

En Europa seguirá mandando Ángela. Seguiremos con la austeridad. Nos faltan 3 años para llegar al déficit de 30.000 millones al que nos comprometimos.

Como nos estamos portando bien, la prima de riesgo bajará. Eso quiere decir que pagaremos menos intereses, lo que ayudará a bajar el déficit.

La troika, Draghi, y algunos otros se han enterado de que los bancos han de hacer de bancos. Quizá lo sabían hace tiempo, pero estaban distraídos en otras cosas. Incluso uno de ellos ha repetido una frase que dijo hace tiempo Adolf Todó, expresidente de Catalunya Caixa. La pongo entre comillas, aunque no tengo la frase original delante, pero, más o menos, fue esto lo que dijo: "La banca debería volver a su negocio tradicional". El pobre Adolf, que ahora lo está pasando mal, no por decir esta frase, claro, tendría que exigir derechos de autor, porque en Europa le copian sus dichos.

Como los bancos, a trancas y barrancas, empezarán a dar crédito, ese plazo de 2016 se acortará. Y alguna entidad dará algún crédito a alguien y ese alguien contratará a otros 'álguienes' y el paro empezará a bajar. Y si la encuesta de población activa de diciembre nos diera buenas noticias (100.000 personas menos, por ejemplo) y la de 31 de marzo, más buenas noticias (otras 100.000 personas menos), querría decir que los brotes habrían empezado a verdear.

Y me gustaría que el Gobierno, en un alarde de audacia, lucidez y sentido común, dijera en voz muy alta que va a racionalizar la Administración Pública. No he dicho "adelgazarla". He dicho "racionalizarla", aunque la racionalización se llevara por delante varios barones y baronesas, a los que les agradeceríamos los servicios prestados y no les permitiríamos que se incorporasen al Consejo de Administración de Endesa, Telefónica o similares. Y si para estas empresas es una pérdida enorme no poder contar con el talento (¡!¿?) de semejantes pozos de ciencia, que se aguanten.

PERO. No nos olvidemos de 'lo otro', o sea, el afán codicioso de poder, de dinero, las falsedades, las deslealtades, las desfachateces. Eso no se arregla con estímulos, bancos haciendo "lo tradicional", y racionalizaciones de la cosa pública. Quizá con esto último daríamos un paso adelante, porque, con esta organización que tenemos ahora, hay mucho dinero y muchas manos que pueden meter la mano en ese dinero. Y, por lo que voy viendo, algunos/muchos la meten.

En mi último libro, hay dos preguntas y, sobre todo, dos contestaciones, brillantes. Las copio a continuación:

¿Cómo se producen las crisis de decencia?

Por actos indecentes de muchas personas.

¿Y cómo se arreglan?

Por actos decentes de muchas personas.

P.S.

1.- He estado en Madrid, Bilbao, Irún y Santander. Coloquios en todas las conferencias. ¡Nadie me pregunta por Cataluña! ¡Qué desilusión!

2. En Cataluña, se empieza a hablar de "la-consulta-que-nunca-se celebrará". En los presupuestos catalanes hay partidas para la consulta y cosas parecidas. Esto me molesta, porque pagar impuestos para que se los gaste Oriol en ella mientras su segundo, Artur, sonríe y quiere perder el tiempo hablando con Mariano, no me acaba de convencer.

3. Como siempre que digo una frase educada, alguien dice que no me defino, sustituyo "no me acaba de convencer" por "me repatea". ¿Queda claro?

Desde San Quirico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios