DESDE SAN QUIRICO

Las cosas que pasan

España y nuestros 'problemitas'. Sé que a muchos les puedan parecen problemas de verdad, pero cuando comparo con lo que pasa en el mundo, no puedo evitar el diminutivo

A veces me da por fijarme en palabras, en frases, y de ahí deduzco cómo van las cosas. Seguramente es un método poco científico, pero a mí me sirve.

Esta vez me fijo también en fotografías. Espeluznantes. Lo de Gaza es horroroso. Y no encuentran solución. Porque unos (Hamas) tiran unos cuantos misiles -lo que es una bestialidad-, y otros (Israel), bombardean, invaden, matan, lo que es otra bestialidad. Me hace gracia -triste gracia- que le acusen a Israel de “desproporcionalidad” en la reacción.  O sea, tú me tiras tres misiles, yo te tiro tres misiles. ¿Pero no se dan cuenta de que 3 + 3 es una burrada? ¿Y 3 + 2? ¿Y 1 + 1? ¿Que lo único admisible es 0 +0? La contestación es que no se dan cuenta. Quizá porque un misil vale unos cuantos dólares y el otro también, y hay muchos mozos que se dedican a fabricarlos, porque todos -casi todos, realmente- tenemos derecho a comer.

Sólo nos queda el Papa, gritando y diciendo que dejen de hacer el animal. Lo dice más educadamente, pero igual de claro.

Sigo con las fotos y tropiezo con lo de Ucrania, la guerra y el atentado con el que alguien -nadie sabe quién, yo sí lo sé, y no porque tenga información privilegiada-, se cargó a 298 personas que simplemente, volaban por la ruta equivocada. Digo equivocada porque he visto las rutas que siguen los aviones Amsterdam-Kuala Lumpur, y el de KLM se salta Ucrania, por lo que pudiera pasar. Mejor dicho, por lo que pasa. Pero que te equivoques de ruta no quiere decir que unos cuantos desalmados tengan derecho a asesinarte.

Y llego a España y a nuestros 'problemitas'. Ya sé que a muchos les puedan parecen problemas de verdad... pero cuando comparo con lo que pasa en el resto del mundo, no puedo evitar el diminutivo

Sigo y veo el alud que ha sepultado a 20 personas en la India y que también es terrible, porque ha sido en una región donde no hay telefonía fija ni móvil y nadie se enteró hasta que el chófer de un camión dio la alarma porque no veía los tejados de las casas.

Así, poco a poco, llego a España y a nuestros problemitas. Ya sé que a muchos les pagamos para que los intenten arreglar (algunos, además, los crean), y que a esos les parecen problemas de verdad. Pero cuando comparo, no puedo evitar el diminutivo.

Encuentro la reseña de la entrevista entre Mariano y Artur.

No me gusta que, una vez más, Mariano no baje la media docena de escaleras para recibir a Artur. No sé quién educó a estos chicos, pero no hay manera de conseguir que sean mínimamente finos. Son más bastos que la lija del 7 -frase aragonesa, que siempre me ha gustado, por lo descriptiva que es-.

Me parece muy bien que Artur lleve escrito lo que tiene que decir. Nunca me han gustado las reuniones a las que va la gente con las manos en los bolsillos. Eso quiere decir que se la ha preparado, lo que siempre es de agradecer. Me parece que Mariano no lleva nada escrito. Debe preferir que hable primero el otro, que es el que ha pedido la entrevista. A ver qué quiere.

Artur quiere 21 cosas, que califica de “temas prioritarios” Mariano dice que se las estudiará “con ánimo constructivo”.

No me gusta que Mariano no baje la media docena de escaleras para recibir a Artur. No sé quién educó a estos chicos... son más bastos que la lija del 7

Animado por su actitud, las leo, con el mismo ánimo de Mariano, y vuelvo a pensar que en el tema catalán, hay dos bloques: el económico y el que podíamos llamar patriótico cultural social sentimental histórico.

De los 21 temas prioritarios, 20 son económicos. Queda fuera la petición de que se anule el decreto de aplicación de la Lomce.

Luego debieron hablar de la consulta. Artur dice que sí, Mariano dice que no, porque no es legal.

La entrevista duró dos horas y cuarto. ¿Cómo las llenaron? Un cuarto de hora para preguntarse por las familias respectivas; otro cuarto de hora para entregar el documento,  otro para hablar de la consulta. “Que quiero hacer una consulta. Que no la puedes hacer. Que tengo ya las preguntas. Que me da lo mismo. Que tengo la fecha. Cancélala. Que mi jefe Oriol J. se enfadará. Allá él.…”

Han pasado tres cuartos de hora. ¿Cómo llenaron los seis cuartos de hora restantes? ¿De qué hablaron?

Me gustó el final. Artur dice que “tenemos un diálogo abierto y que hoy no era el fin de nada”.Mariano no quiere ser menos y asegura que “colaborará en todo lo que beneficie a Cataluña”.

No sé si, al final, Mariano bajó las escaleras para despedir a Artur. Hubiera sido un detalle y, como dice Joan Manuel Serrat, “tot un símptoma d´urbanitat”.

P.S.

1. No hablo de Jordi Pujol ni hablaré. Por la sencilla razón de que nunca me ha gustado hacer leña del árbol caído. Este árbol se ha caído. Y supongo que lo está pasando muy mal. Estoy seguro de que no me lee, pero, por si acaso, no me meto con él.

2. Cuando recibo noticias de alguna cosa así, siempre digo: “¡pobre!”. Y todos se meten conmigo, y dicen eso de “pobre, pobre, ¡ja!”

3. Pues sí, pobre.

4. Para estropearlo más, me pasa lo mismo con Urdangarín. Y con Bárcenas. Y con los de los EREs de Andalucía.

5. Perdonad. Me debo estar volviendo mayor.

4. Y ahora, una tontería sin importancia. Pero me suele ocurrir. Cuando oigo algo que me llama la atención, desconecto y no me fijo en lo demás, que suele ser lo importante.

5. Artur, en su comparecencia para hablar de lo de Jordi, dijo que le respetaba mucho y que era su padre político.

6. En castellano, eso quiere decir suegro. Y me hizo gracia. Y me distraje. Y tuve que leer al día siguiente lo demás, porque ese día no me enteré.

7. Perdón por la tontería. Que sí, que ya lo sé, que me estoy volviendo mayor.

Desde San Quirico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios