Catexit (I)

Uno se preocupa al ver el lío en que se ha metido Cataluña desde que Artur Mas anunció triunfalmente que empezábamos el viaje hacia lo desconocido

Foto: Manifestación a favor de la independencia en Cataluña. (EFE)
Manifestación a favor de la independencia en Cataluña. (EFE)

Como uno vive en Cataluña desde hace casi 60 años y uno tiene 10 hijos catalanes y la tira de nietos que también son de aquí, uno se preocupa al ver el lío en que se han metido estos chicos desde que Artur Mas anunció triunfalmente que empezábamos el viaje hacia lo desconocido.

Lo desconocido es que nos queremos ir de España. Pero no hay que preocuparse, porque la Unión Europea nos está esperando con los brazos abiertos.

No todos lo dicen de la misma manera y me da la impresión de que Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Anna Gabriel y el mismo Artur no acaban de estar de acuerdo en qué es 'lo desconocido' ni en lo de los brazos abiertos. Y como hace tiempo que no coincido con Antonio Baños, que habla mucho y muy claro y le entiendo, he decidido irme al Reino Unido.

Lo he decidido porque, por esas cosas que pasan, o sea, porque mi amigo Francesc Granell me lo ha enviado, estoy leyendo el documento 'The United Kingdom's exit from and new partnership with the European Union', de 17 de enero de este año, presentado por Theresa May en el Parlamento británico en febrero. O sea, un documento calentito, recién salido del horno.

Celia Maza. LondresCelia Maza. Londres

Lo primero que me ha llamado la atención es que señala dos fases:

1. Que se van de la Unión Europea.

2. Que, desde fuera, negociarán con la Unión Europea una nueva forma de asociarse.

Como Theresa me lo pone fácil, me voy a Cataluña y pienso que aquí el proceso tiene tres fases:

1. Me voy de España.

2. Por tanto, me voy de la Unión Europea.

3. Desde fuera, negocio con la Unión Europea una forma de asociación.

Caricatura de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May. (Reuters)
Caricatura de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May. (Reuters)

El documento habla de 'lo mucho' que ofrece el Reino Unido a la Unión Europea, y ya lanzados, dice que lo ofrece al mundo. Esto da por supuesto que la Unión Europea estará deseando llegar a un acuerdo con ellos. Con 'el mundo', en general, no, porque un acuerdo bilateral con 'el mundo' me parece que no se puede hacer. (Me imagino el inicio del documento: "En San Quirico, reunidos, por una parte doña Theresa May, en nombre del Reino Unido, y doña XXXX, en nombre del 'mundo'...").

(Notas:

1. He puesto San Quirico porque me haría ilusión que mi pueblo, aunque sea imaginario, pase a la posteridad.

2. He puesto 'doña' en la representante del 'mundo', porque seguramente sería una mujer, como Merkel en Alemania, May en Reino Unido, Yellen en la Reserva Federal americana, Lagarde en el Fondo Monetario Internacional, Nouy en el Mecanismo Único de Supervisión... Alguna más debe haber. Con estos antecedentes, 'doña' es lo más probable.)

Lo que ofrece el Reino Unido se resume en seis cosas:

1. Una de las economías mayores y más fuertes del mundo.

2. Los mejores servicios de inteligencia.

3. Las Fuerzas Armadas más valientes.

4. El mayor poder 'hard' y 'soft'.

5. Asociaciones y alianzas ya existentes en cada continente.

6. La actitud de las empresas, que no desean revertir el resultado del referéndum, y que ya están planificando sus actividades para que el Brexit sea un éxito.

Todo esto hace que el Reino Unido entre en las negociaciones "desde una posición de fuerza", según dice David Davis, a quien han nombrado secretary of State for Exiting the European Union, o sea, el responsable de la salida. Me parece que este mozo es un optimista en cuanto a lo de la fuerza, pero él lo ha dicho así, por escrito.

David dice que la primera ministra ha señalado 12 principios:

1. Certidumbre y claridad.

2. Tomar control de nuestras propias leyes.

3. Fortalecer el Reino Unido.

4. Proteger los fuertes lazos históricos con Irlanda.

5. Controlar la inmigración.

6. Asegurar los derechos de los ciudadanos pertenecientes a la Unión Europea que viven en el Reino Unido y viceversa.

7. Proteger los derechos de los trabajadores.

8. Asegurar el libre comercio con los mercados europeos.

9. Conseguir nuevos acuerdos comerciales con otros países.

10. Asegurar que el Reino Unido siga siendo el mejor lugar para la ciencia y la innovación.

11. Cooperar en la lucha contra el crimen y el terrorismo.

12. Conseguir una salida de la Unión Europea que sea suave y ordenada.

Vuelvo a Cataluña.

Me gustaría hacer, fría y profesionalmente, dos listas:

1. La lista de cosas que ofrece Cataluña a la Unión Europea y al mundo.

2. La lista de 'principios'.

Respecto a la primera, tengo la impresión de que Cataluña no ofrece ninguna de las seis que ofrece el Reino Unido. Como pienso seguir escribiendo sobre el Catexit aprovechando que tengo el documento sobre el Brexit y por eso he titulado este artículo 'Catexit (I)', aunque no sé si y cuándo saldrá el 'Catexit (II)' y mucho menos el 'Catexit (III)', voy a hacer mi lista. Acepto ayudas. Frías y profesionales, por favor.

Luego vendrán los principios, que no necesariamente tienen que ser 12. También voy a preparar mi lista y también acepto ayudas. Frías y profesionales. Repito lo de 'frías y profesionales' porque lo que necesito es eso, no que me digan "D. Leopoldo, es usted un genio" o "¿Es absolutamente necesario que siga usted escribiendo?", que es la mejor crítica negativa que he recibido.

Mientras intento trabajar en serio, me juran que no hay negociaciones y sí hay negociaciones, como es natural. Me dicen muchas cosas que no me creo, que si referéndum, que si no referéndum; que si las pensiones estarán seguras, que si no... y todo ello me da la sensación de que no saben por dónde andan y que juguetean con un trozo de España que se lo quieren llevar. Hasta hay un señor que quiere un ejército catalán, del que, sin duda, la OTAN echará mano cuando Putin se ponga tonto.

Por favor, quiero un documento como el del Reino Unido. Allí también han mentido, también acusan de malos patriotas a los que no les gusta el Brexit... vamos, que todo está inventado y todos nos copiamos. Pero hay un documento con pinta de serio, que el Gobierno ha presentado en el Parlamento, el Parlamento ha aprobado y es público.

Si ese documento sobre la pretendida independencia de Cataluña ya existe, si el Govern lo ha presentado en el Parlament, si el Parlament lo ha aprobado y lo ha hecho público y yo no me he enterado, que todo puede ser, perdón. Le echaré la culpa a Francesc Granell por haberme hecho llegar el documento sobre el Brexit y no el del Catexit.

Mientras tanto, seguiré estudiando el del Brexit, porque mucho hablar y solo he leído seis páginas. Me faltan 71.

Desde San Quirico

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios