Catexit (XIII): la gran chapuza (incompleto, por atentado)

La chapuza, el todo vale, la tosquedad, la ordinariez, lo pasado de moda, la fealdad, la suciedad. Todo a gritos, no para que nos enteremos, sino para derrotar al que grita menos

Foto: Simpatizantes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) participan en el ensayo de la manifestación de la próxima Diada. (EFE)
Simpatizantes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) participan en el ensayo de la manifestación de la próxima Diada. (EFE)

Las cosas evolucionan. Hace muchos años se escribió: "¡Proletarios del mundo, uníos!".

Ahora, podíamos sugerir otra exclamación: "¡Chapuceros del mundo, uníos!".

Porque esta parece la Edad de la Chapuza ("algo hecho tosca y groseramente").

Trump, Kim Jong-un, el 89% de los políticos españoles —incluidos Puigdemont, Junqueras, Mas, Gabriel, etc., políticos españoles mal que les pese—, Theresa May y su cohorte de 'brexistas'...

¿Qué ha pasado para que, como en una cosecha, hayan surgido todos estos especímenes y se hayan puesto a hacer como que mandan?

Estoy leyendo un libro de historia de España. Ha habido de todo. Y fuera de España, también. Pero juntos juntos, y todos haciendo chapuzas, creo que no se habían visto en muchos años. (Iba a decir "en la historia de la Humanidad", pero no me atrevo, porque no me la sé).

En Cataluña, que es lo que tengo más cerca, los políticos, en general, no leen los periódicos. No se han enterado del lío que organizó el buen Cameron, chapuza donde los haya, convocando un referéndum, mintiendo y, hala, ya tenemos Brexit.

Por cierto, el otro día leí en algún sitio que Cataluña se va de España y, por tanto, se pone en cola para entrar en la Unión Europea cuando le toque e, inmediatamente, encendemos las luces de la Torre Glòries para traer a Barcelona la Agencia Europea del Medicamento, que se va de Reino Unido por el Brexit. O sea, con el Catexit pretendemos recoger los frutos del Brexit. La chapuza elevada al cuadrado, por lo menos. Y no me apuréis, porque con el mismo esfuerzo la subo al cubo.

Estamos organizando el referéndum. Ya sabemos la fecha. No sabemos si se celebrará. Leo que Gabriel (CUP) pide la cabeza de Vila (PDeCAT, antigua Convergència) porque es un 'conseller' para ricos y no para la Cataluña posconsulta. Esta chica será chapucera, pero es muy lista, porque ya sabe a) que se celebrará la consulta y b) cuál será el resultado.

Agrio es un ilustrador barcelonés, que se podía haber buscado otro nombre artístico, más amable. La CUP le ha encargado un cartel para animarnos a votar el 1 de octubre.

Agrio, sincero, ha explicado el cartel que le ha salido: "Mi idea ha sido recrear un antiguo cartel soviético en el que Lenin barre a los zares, a los representantes de la Iglesia y a otros potentados, llevándolo a la actualidad española".

En su cartel, los "zares, los representantes de la Iglesia y otros potentados" son Felipe VI, la infanta Cristina, Aznar, Rajoy, Botín, Florentino Pérez, Jordi Pujol, Artur Mas, Bauzá, no sé si alguno más. Y los escoba una señora, "no porque sean las que deben barrer" —que eso es lo que parece— "sino porque sin ellas no hay revolución". Hábil maniobra, Agrio, no vaya a ser que te acusen de sí, sí, muy leninista, pero políticamente incorrecto.

En seguida llega un tuitero que debe ser del PDeCAT (antigua Convergència), enfadado con Agrio porque "poner en el mismo saco a Mas y Rajoy es miserable". Del pobre Jordi Pujol no dice nada, o porque se le ha olvidado o porque no le tiene ahora mucho aprecio.

Mientras tanto, ANC va a ensayar la Diada durante la fiesta mayor de la Vila de Gràcia, cosa que entusiasmará sin duda a los gracienses.

Para rematar la gran chapuza, pretendemos hacer la vida imposible a los turistas, porque si quieren molestar que se queden en su casa. Y a los españoles que quieren irse de vacaciones, haciendo huelga en El Prat. Por cierto, conozco algunos que se han quedado allí atrapados horas y horas y he visto fotos de la gente en cola y juraría que no hay ni un solo zar, ni un solo representante de la Iglesia ni un solo potentado. Hasta me pareció que había mucha gente normal.

La chapuza, el todo vale, la tosquedad, la ordinariez, lo pasado de moda, la fealdad, la suciedad. Todo a gritos, no para que nos enteremos, sino para derrotar al que grita menos. Si por casualidad se oye una voz de alguien que dice algo con un mínimo de sentido común, se grita que es un facha, o sea, una persona "de ideología política reaccionaria", entendiendo por 'reaccionario' el que "propende a restablecer lo abolido", porque lo abolido siempre es malo, por definición.

En esta chapuza, vamos a por los nombres de las calles.

---------------

Son las 17:30 del jueves cuando me entero del atentado de Barcelona.

El tema, gravísimo, si es lo que parece.

No puedo/debo seguir escribiendo como si no hubiera pasado nada. Ya acabaré otro día el Catexit (XIII)

Solo pido/exijo que los gobernantes estén a la altura de lo que deberían estar siempre. O sea, que no empecemos a buscar responsabilidades y a discutir quién tiene las competencias, porque, señores, las competencias las tienen TODOS.

Para mí, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado van desde el ministro hasta el último vigilante nocturno. Supongo que a estas horas ya están en contacto permanente con el ministro todos esos gobernantillos que tenemos en Cataluña. Es un buen momento para demostrarnos que yo estoy equivocado. Que no piensan en sí mismos. Que piensan en esos a los que dicen que sirven. Lo de la 'grandeza de miras' va por ahí. Estoy dispuesto/muy deseoso de rectificar.

Y el que sepa rezar, que rece.

Y el que no, por favor, también.

Desde San Quirico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios