Catexit (XIV): una penica

"Prefiero no estar en tu piel y tener que elegir entre malo y peor, pero todos los aragoneses tenemos tantos vínculos con esa tierra, que su estornudo nos resfría, y su escisión nos duele en el alma"

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont (d), junto al vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras. (EFE)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont (d), junto al vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras. (EFE)

La semana pasada se me estropeó el artículo. La bestialidad de los atentados no me dejó seguir. Un amigo mío me escribió: "Veo que te quedaste sin oxígeno... como yo".

Pensé: "Como tú y como cualquier persona medianamente normal".

Corté el artículo y lo acabé con lo que en aquellos momentos llevaba en el corazón. Y dejé el Catexit (XIII) y hoy lo remato, titulándolo Catexit (XIV), para no liarme en la numeración.

Me ayudan dos amigos aragoneses, que me escriben para darme el pésame por los atentados y, de paso, me hablan sobre Cataluña.

Uno de ellos me dice que, si estuviese en mi lugar y el 1-O se celebrase un referéndum/consulta/plebiscito o algo así, no sabría qué hacer, quedarse en casa o votar que NO a todo lo que suene a independencia de una región de España, que empezó a sentirse maltratada cuando hace 303 años se equivocó de aspirante al trono de España y apoyó al que perdió. ¡Ya es mala pata!

Mi amigo no sabe si recomendarme ir a votar, suponiendo que sea legal y que no acabe en el trullo por haber metido mi papeleta en una urna comprada de extranjis. Porque sería una buena oportunidad para que los 'NOs' ganaran a los 'SIs'. (Mi correctora de estilo, que, a la vez, es mi censora, cree que se dice noes y síes, pero de la otra manera me gusta más).

Lo que pasa es que, por otro lado, me encantaría que la participación fuera del 0,27%, aunque supongo que solo con esa, si los 'SIs' ganaran, seguiríamos oyendo que el pueblo catalán ha decidido por mayoría, etc.

Otro amigo me escribe y reproduzco, tal cual:

"¿Cuál es la 'unidad mínima independizable'?

Como sabrás, hay un pueblo de la provincia de Tarragona, Batea, que se está planteando no seguir con el 'procés' y pedir su anexión a Aragón.

Y, a estos efectos, me pregunto cuál será para los soberanistas la 'unidad mínima independizable'.

Es decir, qué cantidad de territorio se necesita, o qué población hace falta como mínimo para tener derecho a la autodeterminación.

¿Aceptarían los soberanistas que Batea, o Sabadell, o San Quirico se declararan independientes de Cataluña?

¿Dirían que hace falta que todos los catalanes lo acepten?

¿Dirían que quienes pretenden independizarse precisan tener una unidad histórica previa?

Porque si es así, me temo que salvo que cojamos esos magníficos libros de historia hechos 'a la carte' en tal territorio, duro tendrían buscar esa identidad histórica, ajena a otros territorios españoles.

En fin, una penica. Prefiero no estar en tu piel y tener que elegir entre malo y peor, pero todos los aragoneses tenemos tantos vínculos familiares y sociales con esa tierra, que su estornudo nos resfría, y su escisión nos duele en el alma".

Hasta aquí, mis amigos.

Yo, en la duda.

Los que mandan aquí, ignorando todo, falseando todo, ninguneando todo e intentando, a base de muchas mentiras repetidas muchas veces, crear una verdad nueva para hacernos tragar lo que otro amigo llama "un desvarío". Parece que esto lo inventó Joseph Goebbels, ministro para la Instrucción pública y Propaganda del III Reich, que debía ser un chaval 'muy majo', aunque algunos le califican de 'espeluznante'.

Seguimos en el terreno de las 'posverdades' o 'hechos alternativos' en el que Trump se mueve tan bien. Eso me hace pensar que como Cataluña necesitará un ente superior para funcionar y ese ente superior al principio no será Europa, podíamos aspirar a ser un Estado libre asociado de Estados Unidos, dirigido a su aire por Trump. Me imagino los despachos periódicos Trump-Puigdemont, cada uno con sus trolas y sus megalomanías. Como para sacar entrada.

Como Cataluña necesitará un ente superior para funcionar y al principio no será Europa, podíamos aspirar a ser un Estado libre asociado de EEUU

A finales de julio, Antoni Bayona, letrado mayor del Parlament, que suena a señor importante, dice: "Si desde el punto de vista político las elecciones [del 27 de septiembre de 2015] habían de constituir un plebiscito para comprobar la existencia de una mayoría social a favor de la independencia de Cataluña, este objetivo político no se alcanzó ni parece correcto desnaturalizarlo con el criterio de los escaños obtenidos".

O sea, que lo del pueblo catalán, etc. es una posverdad, un hecho alternativo, o, como dicen en Zaragoza, una mentira podrida.

Y Antoni ha añadido que "democracia y legalidad son inseparables". Hablar de 'legalidad' con estos políticos que hacen de la ilegalidad su 'modus vivendi' demuestra la ingenua honradez del letrado mayor, que, a este paso, va a durar poco.

A Trump se le va la gente uno detrás de otro. A Puigdemont, también.

Porque lo de la falsedad se aguanta una temporada, pero siempre siempre, cansa.

La revista 'Time' de esta semana tiene un título que no me gusta: "Odio en América". Acusa a Trump de eso. Donald tiene cosas pintorescas: su torre, sus clubes de golf, sus tres matrimonios, su política exterior, hecha a base de tuits mandados a primera hora de la mañana... Pero el odio no es pintoresco y si fractura una comunidad, aunque sea de vecinos, es malo, malo, pero que muy malo.

Y estos mozos y estas mozas que tenemos por aquí dan miedo. Me imagino a cualquiera de ellos/as presidiendo la República bolivariana o marxista-leninista de Cataluña, y me entran escalofríos.

Empiezo por los escalofríos estéticos, porque no sé qué modisto tienen estas señoras ni qué sastre les viste a ellos. Ni sus peluqueros ni sus 'esthéticiennes' ni su 'personal shopper'. Todos están escondidos, y no me extraña.

Estos mozos dan miedo. Me imagino a cualquiera presidiendo la República bolivariana o marxista-leninista de Cataluña, y me entran escalofríos

Volviendo a las cartas de mis amigos:

1. Si los malvados del Tribunal Constitucional prohibiesen lo del 1 de octubre, me harían un favor, porque así no tendría que decidir si ir o no ir a votar.

2. Lo mismo que Trump, esta gente de Cataluña tiene un concepto muy laxo de lo que es la verdad.

3. Lo mismo que Trump, está gente está intentando romper la sociedad, convirtiendo el 'ellos y nosotros' en 'nosotros contra ellos'.

4. Lo mismo que Trump, eliminan los colaboradores que piensan de otra manera.

5. Lo mismo que Trump, todo lo bueno lo hacen ellos. La Policía Nacional y la Guardia Civil no han hecho NADA en la resolución de los atentados y no sé por qué se quejan y dicen que "hurtar este reconocimiento a la Policía Nacional y a la Guardia Civil es un acto políticamente cobarde y moralmente miserable".

6. Por tanto, españoles, no os necesitamos para nada, porque este atentado contra España ya lo hemos convertido en atentado contra Cataluña, incluido Batea, Sabadell y San Quirico, y ya veis que nos sobra fuerza.

7. (Entre paréntesis, los del Estado Islámico, amenazan a ESPAÑA si no deja la "coalición cristiana", pero es que no saben. ¡Pobres ignorantes!).

8. Por tanto, pondremos bolardos si hacen bonito. Lo que pasa es que no nos llega el dinero para ponerlos en paseo de Gracia, plaza de Cataluña y Puerta del Ángel (lugares indicados por el 'conseller' de Interior de la Generalitat), porque no sabéis lo caro que es un bolardo y Madrid no quiere incluir los bolardos en el FLA.

9. Por tanto, que no vengan el Rey ni Rajoy a la manifestación, porque entonces, yo, que soy de la CUP, arropado por cientos y cientos de miles y miles de votos (ja) no iré.

10. Por tanto y por tanto y por tanto.

11. Por tanto, estoy intentando sacar partido de los atentados.

POR TANTO, como dice mi amigo,

una penica.

P.S.

1. Para mis amigos aragoneses:

Me acabo de enterar de que la primera diplomatura para ser imán en España se cursará en la Universidad de Zaragoza.

La rematadera.

1. Para los que no sabéis, 'rematadera', en Aragón, es "la última copla en una ronda”.

2. O sea, ¡lo que faltaba!

Desde San Quirico

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios