Agotando el tema

Una gripe es un buen momento para detenerse y mirar alrededor. Hacia adelante y hacia atrás. Porque, en teoría, no tienes nada que hacer

Foto: El papa Francisco. (EFE)
El papa Francisco. (EFE)

Una gripe es un buen momento para detenerse y mirar alrededor. Hacia adelante y hacia atrás. Porque, en teoría, no tienes nada que hacer. Y en la práctica, tampoco. Lo malo es que la cabeza no está suficientemente clara y no estás para muchas disquisiciones.

Eso, por un lado. Por otro, ves que, a pesar de tu parón, van sucediendo cosas, aunque te parezca que el mundo se ha detenido mientras a ti te baja la fiebre y dejas de toser.

El Barça ha barrido al Madrid, a Sandro Rosell le han dejado en libertad —ya iba siendo hora—, a los 'indepes' no les han dejado en libertad —ya va siendo hora—, el Zaragoza perdió con el Osasuna y Kim Jong-un ha llegado a Hanói en ese tren que, a fuerza de blindajes, ha conseguido ir a 80 kilómetros. por hora. Para celebrarlo, el dictador coreano se ha fumado un cigarrillo, con el fin de demostrar que es un verdadero dictador y que fuma cuando quiere.

Kim Jong Un inaugura su propio tren

Pasan cosas. Muchas cosas. Sirven para que uno se dé cuenta de que no es el rey del universo y de que mucha gripe, pero a nivel global, ná de ná. Uno llega a la categoría de mindundi y poco más.

La gripe es buen momento para leer cosas almacenadas. Por ejemplo, el catecismo de la Iglesia católica, que, cuando salió, fue 'best seller', aunque no puedo asegurar que fuera 'best read'. Tengo la impresión de que muchos lo compraron para ver si los divorciados podían comulgar y si los homosexuales estaban bien vistos.

Almuerzo con dos nietos míos. Les planteo una pregunta que yo pensaba que era elemental, porque así 'arranca' el catecismo, que "está concebido como una exposición orgánica de toda la fe católica".

Les pregunto: "El hombre, ¿es capaz de Dios?".

Y remato: "¿Se puede llamar al hombre 'un ser religioso'?".

Las respuestas, variadas, pero bien enfocadas. Desde el que dice que el hombre es un ser religioso, capaz de Dios, hasta el que asegura que esta relación puede ser "olvidada, desconocida e incluso rechazada explícitamente por el hombre".

Las razones del rechazo, variadísimas. Entre otras, "el mal ejemplo de los creyentes", fenómeno que hoy, con el tema de la homosexualidad pedófila, está de muy triste actualidad.

La comida se alarga, pero las conclusiones, positivas porque pensar que, a pesar de los pesares, todos vemos claro que hay Alguien con el que somos capaces de relacionarnos, estimula al que hizo las preguntas —yo— y estimula a los que dedicaron un rato a pensar en una cosa fundamental.

En mi casa, no todas las comidas se dedican a profundizar en temas fundamentales, porque serían inaguantables

P.S. 1

1. Un amigo me dice que le he sacado suficiente partido a la gripe y que ya vale.

2. Que espere a la próxima para retomar el asunto o para hablar de otra enfermedad, porque, en palabras llenas de cariño, "parece que eres el único en el mundo que tiene gripe".

P.S. 2

1. En mi casa, no todas las comidas se dedican a profundizar en temas fundamentales, porque serían inaguantables.

2. Solemos hablar de cosas mucho más ligeras: amigos, fútbol, algo de política —poca—, cotilleo curiosón...

3. Cosas que no se concretan en un sí o un no, porque contestar si el hombre es capaz de hablar de las vidas ajenas solo tiene una respuesta: sí.

4. Y no siempre es malo.

5. A veces, con mucha frecuencia, relaja y uno se divierte.

6. Aun con la gripe.

Desde San Quirico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios