Día 57. Cuando tienes la vacuna del coronavirus en un papel y pasa algo chungo

Bienvenidos al mayor festival mundial de la excusas absurdas

Foto: Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la CAM. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la CAM. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Hola amigos. Soy el capitán Francesco Schettino, y usted no lo es. Francesco Schettino, ¿me recuerdan?, el comandante del crucero (Costa Concordia) que se fue a pique frente la costa italiana en 2012. Algunos malintencionados me acusan de huir del barco en pleno naufragio. ¡Falacias! Solo salí un momentito porque a mi perro le picó una avispa tropical y tuve que llevarlo al veterinario, pero pensaba volver enseguida. Vale, es cierto que nunca regresé, pero es que, de camino al puerto, me encontré a mi tío Anatolio, y el hombre, que tiene ya una edad, pisó una cáscara de plátano y tuve que llevarlo a urgencias. ¿Y luego? A la salida del hospital, fui secuestrado por unos terroristas chiítas. Así es la vida.

Bienvenidos al festival de las excusas absurdas. Bienvenidos a los diarios de la pandemia.

Esa señora

Tormenta política por la dimisión de Yolanda Fuentes —Directora de Salud Pública de la CAM— por no querer saltar a la fase 1 de la desescalada. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, fue entrevistada por Joaquín Prat ('Cuatro al día') al estallar el quilombo:

¿Yolanda Fuentes dimitió porque no estaba de acuerdo con que Madrid pasara a la fase 1?

Es que sinceramente no he hablado con ella. Es que he estado reunida con más de veinte personas...

¿Pero se habrá reunido con ella?

No, no, no he hablado con ella.

Digo estos días previos...

La he visto en algunas ocasiones... No, no, no he tenido ocasión de preguntarle a ella [...] Así que, no he hablado con ella...

Isabel Díaz Ayuso pisa fuerte en el mundo de las excusas coronavíricas. ¿Cómo va a saber Ayuso por qué ha dimitido Fuentes si apenas conoce a esa señora? ¡Ni que hubiera tenido que hablar con ella alguna vez para gestionar la peor catástrofe médica en 100 años! Yolanda Fuentes: esa señora que se hacía pasar por directora de Salud Pública de la CAM contra la voluntad de Pizzabel Díaz Ayuso.

En defensa de la presidenta de la CAM: no es el pretexto más increíble que hemos escuchado estos meses. El covid-19 es el carnaval de las excusas inverosímiles. Una crisis que empezó con "solo es una gripe" y continuó con "VAMOS A MORIR TODOS" exige una tonelada de subterfugios políticos por el camino (recuerden cuando el Gobierno decía que no había que tomar grandes medidas contra el virus porque, ¡EJEM!, apenas habría contagios en España).


Afortunadamente, los ciudadanos también han aportado su granito de arena al festival, pues todos tenemos que arrimar el hombro para superar esta crisis, y las excusas para saltarse el toque de queda han sido antológicas. Vamos con las mejores:

-La policía identifica a un hombre paseando por una playa mallorquina solitaria. Alega estar "paseando al perro"... pero no tiene perro. Recomendación para la próxima vez: llevar un calcetín parlante con cara de chucho y dar ladridos absurdos para burlar a la autoridad.

-Mi favorita: Palma de Mallorca, madrugada de un viernes, un hombre pasea por la calle con una jaula en la mano. Dentro de la jaula: un periquito. Le para la policía. Excusa. "Estoy paseando a la mascota. Vivo en un piso muy pequeño y el pobrecito tiene claustrofobia". A favor de la salud mental de los periquitos. Siempre.

-Ibiza: La policía para a tres mujeres por la calle que dicen venir de "depilarse las ingles". Problema: los locales de depilación de ingles están cerrados (que se sepa). Otra cosa sería abrir el siguiente melón: ¿La depilación brasileña no debería considerarse servicio esencial?

-Palencia: Los agentes encuentran a un hombre paseando a un perro de peluche por la calle. Recomendación para la próxima vez: Gritar "COLMILLO: ATACA", arrojar el peluche a los agentes y salir corriendo.

Ibiza: la polícia para a tres mujeres por la calle que dicen venir de "depilarse las ingles"

-Ibiza: Un hombre hace ejercicio en un polideportivo municipal clausurado. Al poco de decretarse el estado de alarma. Alega no saber nada del confinamiento por coronavirus... pero lleva unos guantes de látex para hacer deporte. Quizá sea un fetichista.

-Palma de Mallorca: Dos chavales en coche por la noche. Dicen que se les ha acabado el butano y van a comprar otra bombona. "¿A las tres de la madrugada?", replica el agente. Los chavales confiesan. "Nos has pillado. No aguantamos más en casa".

En efecto, a veces es difícil no empatizar con la chavalada. Como esa pareja que paseaba de la mano muy lejos de su domicilio: "Estábamos agobiados en casa". O ese tipo al que le pillaron fumando marihuana en el río para "tranquilizarse".

Todos necesitamos tranquilizarnos. También Isabel Díaz Ayuso, que tenía la vacuna del coronavirus escrita en un papel... y un perro bolivariano se la ha comido. Hay que quererla. Mito.

[Pinche aquí para ver los artículos anteriores]

Diario de la pandemia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios