facundo firmenich, hijo del líder montonero

El hombre de la Cámpora y Kirchner en España, 'socio' argentino de Iglesias y Errejón

En su día resultó sorprendente que tras la muerte de Nisman, Podemos mantuviera un escrupuloso silencio. ¿Por qué? Quizá sus vínculos con el kirchnerismo son más estrechos de lo que parece

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto al responsable de la secretaría política, Iñigo Errejón. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto al responsable de la secretaría política, Iñigo Errejón. (EFE)

No sólo de Venezuela se alimenta Podemos. La red de intereses del partido que lidera Pablo Iglesias se extiende más allá de las fronteras físicas –que no ideológicas– del chavismo, hasta llegar a todo su ámbito de influencia en Latinoamérica. Por los nexos y los antecedentes que se desgranan en este artículo, Podemos es mucho más que un partido político: es el desembarco en España de una comunidad de intereses que aúna a todos los ‘populismos’ latinoamericanos, una clara injerencia del chavismo y los países que lo orbitan en la cuestión nacional española… Si me apuran, es casi un intento de devolvernos a los españoles lo que ellos consideran como un atropello de la madre patria: el colonialismo.

Uno de los países que, además de Venezuela, tiene una importante conexión con Podemos es la Argentina de Cristina Kirchner. En su día resultó sorprendente que tras la muerte en extrañas circunstancias –o no tan extrañas, a la vista de los hechos– del fiscal Nisman, Podemos mantuviera un escrupuloso y revelador silencio. ¿Por qué? Quizá porque sus vínculos con el kirchnerismo son más estrechos de lo que parece. El pasado mes de julio, Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero viajaban a Buenos Aires en un acto de respaldo a la gestión de Cristina Kirchner –aquí pueden ver a ambos en un programa de la televisión argentina dedicado a alabar las bondades del Gobierno de Kirchner –. Allí, Monedero llegó a afirmar que Argentina es la “vanguardia de la democracia en el mundo…”.

Unos meses después aparecía muerto el fiscal Nisman, que investigaba la complicidad de la presidenta de la República, de su canciller y del secretario general de La Cámpora en el encubrimiento de los iraníes acusados de haber participado en el atentado a la mutua israelí AMIA hace 21 años. Es necesario recordar que Irán es, precisamente, uno de los países que con más entusiasmo ha contribuido a financiar a Podemos a través de terceros actores como el programa La Tuerka. Pero incluso más importante que eso resulta el hecho de que el responsable del viaje de Monedero y Errejón a Argentina –los dos muy implicados en el asesoramiento a Gobiernos populistas latinoamericanos, pues Errejón también pasó años entre Caracas y Quito asesorando a Chávez y a Correa– fuese Facundo Firmenich.

Resultó sorprendente que tras la muerte de Nisman Podemos mantuviera silencio. Quizá sus vínculos con el kirchnerismo son más estrechos de lo que parece

Allí se reunieron con kirchneristas como José Ottavis, de La Cámpora; Fernando "Chino" Navarro, del Movimiento Evita, y el excanciller Jorge Taiana. Los recibió también el secretario de Pensamiento Nacional, Ricardo Forster, con quien comparten la admiración por el filósofo Ernesto Laclau, pensador de cabecera de Errejón. Pero ¿quién es Firmenich? El día que Iglesias fue proclamado secretario general de Podemos, Facundo Firmenich estaba en la primera fila junto a otros dirigentes del chavismo venezolano, del MAS boliviano, de la ecuatoriana Alianza PAIS. Pero Pablo Iglesias dedicó unas palabras especiales a este enviado del Movimiento Evita –una organización política que se define a sí misma como revolucionaria–, hijo de Mario Firmenich, unos de los líderes y fundadores de los montoneros.

Facundo Firmenich trabaja codo con codo con Iglesias y los suyos y es el puente que une a Podemos con el kirchnerismo. Tanto es así que, entre los próximos 12 a 14 de marzo, Pablo Iglesias –muy elocuente este video del día en que la presidenta argentina nacionalizó YPF– y Errejón vuelven a viajar a Buenos Aires, esta vez para participar en el Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad junto a Noam Chomsky, Ignacio Ramonet y Gianni Vattimo –ninguno de ellos vinculado al liberalismo, precisamente–. Y ¿qué es este foro? Pues es uno de los cuatro espacios diagramados dentro de las funciones de la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, que funciona dentro de la órbita del Ministerio de Cultura argentino, para “generar un debate democrático, federal y plural sobre las tradiciones políticas y culturales de la Argentina y América latina, para actualizar sus legados en todas aquellas ideas y acciones del presente que anhelan la emancipación social”, según consta en la definición oficial del organismo.

Su propio secretario general, Ricardo Forster –retrocedan un par de párrafos–, defiende la reorganización política latinoamericana sobre la base de los populismos como referente de lucha contra lo que ellos llaman el neoliberalismo, y asegura que “vemos que algunos espacios de Europa comienzan a desarrollar políticas muy interesantes en ese sentido, como Podemos o Syriza. Algunos de los invitados –se espera que referentes de ambos proyectos participen en el Foro– hablarán acerca de cómo aprendieron de los procesos latinoamericanos”. Detrás de todo este movimiento se encuentra una plataforma política llamada La Cámpora, de estrechos lazos con el kirchnerismo y con el resto de los movimientos revolucionarios de América Latina, y cuyo representante en España es… Facundo Firmerich.

Facundo Firmerich. (foto: cedoc perfil)
Facundo Firmerich. (foto: cedoc perfil)

Sabido todo esto, no es extraño que desde Podemos eviten cualquier palabra de crítica al Gobierno argentino tras el caso de la muerte del fiscal Nisman… Al contrario, lo raro sería no ver programas como este dedicados a resaltar sus bondades. Pero Firmenich no limita su campo de actuación solo a la Argentina de Kirchner: además de colaborar con Podemos, lo hace con el resto de los movimientos bolivarianos, todos ellos conectados entre sí, y tiene relación directa con Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia, a quien llevó el pasado mes de mayo junto con Juan Carlos Monedero a Buenos Aires para conferenciar sobre integración latinoamericana.

Y ¿quién cursó la invitación? Cedesur (Centro de Estudios del Sur, Descolonizando el Pensamiento), una organización creada a mediados de 2014 que reúne bajo la dirección de Firmenich a un equipo de profesionales multidisciplinario “abocado a la investigación, desarrollo y construcción de políticas públicas emancipadoras en el Sur geopolítico; es decir, no sólo en el sur geográfico, sino en el sur que representan los países latinoamericanos y los de Europa del Sur”, según afirma el mismo Firmenich. Y en Cedesur encontramos, cómo no, a Íñigo Errejón, aunque no es la única plataforma supuestamente de pensamiento en la que participa…, pero eso será cuestión de otra entrega.

Errejón, Monedero o el propio Iglesias no son los únicos que aterrizan en Argentina próximamente. Esta misma semana lo hacía el coordinador de Podemos en el Parlamento Europeo, Pablo Bustinduy. Muchas visitas en tan corto espacio de tiempo, y una pregunta que flota en el aire: ¿quién puso en contacto a Pablo Iglesias con los inversores iraníes?

Dos Palabras
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios