Todos, incluso el PP, quieren que el Rey ‘borbonee’

El término borbonear se ha vuelto a poner de moda después de que Rivera desvelara que va a pedir a Felipe VI que convenza a Sánchez para que se abstenga en la investidura de Rajoy

Foto: El rey Felipe VI recibe al presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy. (EFE)
El rey Felipe VI recibe al presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy. (EFE)

 “La palabra borbonear no figura en el diccionario de la RAE. Pero se utilizó mucho en España durante un tiempo dilatado, sobre todo para definir el ventajismo, la falta de visión de largo plazo, el regate corto, la manipulación de voluntades que caracterizó el reinado de un pícaro llamado Alfonso XIII, que lo practicaba con el objeto de “dominar absolutamente la política española”, según la feliz concisión de Javier Moreno Luzón en su biografía del rey”.

Esto lo escribía en el año 2013 Jorge Martínez Reverte en 'El País'. En los últimos días el término borbonear se ha vuelto a poner de moda después de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, desvelara que en su encuentro con Felipe VI, que tendrá lugar este jueves, le va a pedir al Monarca que haga lo posible por convencer a Pedro Sánchez –que se entrevistará con el Rey después de Rivera y de Pablo Iglesias- para que se abstenga en la investidura de Rajoy. Porque, en el supuesto de que así fuera, Sánchez no tendría más remedio que aceptar, lo cual es una estupidez, porque ni Sánchez ni Rivera están obligados –estaría bueno que fuera así- a hacer lo que les diga el Rey… ¿O es que Rivera cambiaría de opinión si Felipe VI le pidiera votar a favor de la investidura de Rajoy?

Sin duda Rivera pecó de cierta bisoñez al hacer esa afirmación, pero en el fondo no hizo otra cosa sino exteriorizar lo que, en el fondo, casi todo piensan: que el Rey se tendrá que ‘mojar’ de una u otra manera para ayudar a resolver la situación. Lo que sabemos, después de los primeros encuentros de la ronda de consultas real, es que el Jefe del Estado está más preocupado que la vez pasada. No es para menos, pues de alguna manera se repiten las mismas circunstancias y sabe que si ninguno se mueve de sus posiciones iniciales, no le va quedar más remedio que tomar una decisión el jueves que, en cualquier caso, tendrá repercusiones y, sin duda, será polémica.

Rivera no hizo otra cosa sino exteriorizar lo que casi todo piensan: que el Rey se tendrá que ‘mojar’ de una u otra manera para ayudar a resolver la situación

De hecho, el primero que quiere que el Rey 'borbonee' es el Partido Popular. Ya lo pretendió la otra vez cuando en la segunda ronda de consultas, tras el rechazo de Rajoy a presentarse a la investidura desde el PP, se insistía –y lo hicieron mucho y con mucha vehemencia- en que lo que debería hacer el Rey es no hacer encargo alguno y dejar correr el calendario para las segundas elecciones. No fue así, y el Rey le hizo el encargo a Pedro Sánchez. Ahora, el PP vuelve a situarse en la misma posición: que el Rey no le encargue a nadie la investidura y que emplace a los partidos a buscar una solución, que según los expertos debería pasar por una reforma de la Constitución ya que para que corran los plazos tiene que haber una sesión de investidura.

Eso es poner en manos del Rey una decisión muy delicada. Porque, además, esa decisión implica que la responsabilidad de que no haya investidura la asume el Monarca, y no el candidato del partido más votado, que en teoría debería ser el encargado de ir al debate… Dicho de otro modo, Mariano Rajoy escurre el bulto detrás del Rey. Mi impresión es que no va a pasar… Es decir, que el Rey le va a hacer el encargo y que si Rajoy no quiere ir a una sesión de investidura sin saber si va a ganarla, debe ser él quién asuma el coste político de volverle a dar al Monarca, al Parlamento y a los españoles con la puerta en las narices.

La primera vez hasta cierto punto comprendí que lo hiciera, pero ahora ya no, ahora tiene la obligación de presentarse, porque tiene margen suficiente para haber buscado acuerdos que le permitieran sacar adelante la sesión de investidura, pero en lugar de eso ha preferido irse de puente a Sanxenxo. El papel del Rey, como bien decía estos días atrás el ministro Margallo, no es 'borbonear', pero sin duda en privado, sin que nadie pueda contar después lo que ha ocurrido en la confidencia del despacho real, lo hará, porque al final se trata del futuro de España, y empieza a ser bastante preocupante el escaso interés que muestran los políticos por él.

Dos Palabras
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios