Rivera le aprieta los bemoles a... Pedro Sánchez

La única salida a esta situación de bloqueo pasaba por ese sí condicionado de Ciudadanos que puede evitar unas terceras elecciones, que no le convienen nada al partido de Albert Rivera

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (Reuters)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (Reuters)

Sí, a Sánchez, han leído ustedes bien... Verán, lo que ha hecho Albert Rivera no es más que lo que algunos llevábamos ya semanas diciendo que tenía que hacer: negociar el sí a Rajoy poniendo por delante condiciones, duras pero asumibles, que expliquen el giro de 180 grados dado por Ciudadanos en estas circunstancias. Pero no le quedaba otra, porque la única salida a esta situación de bloqueo pasaba por ese sí condicionado de Ciudadanos que puede evitar unas terceras elecciones que no le convienen nada al partido de Albert Rivera.

Ciudadanos necesita instalarse en la normalidad funcional para demostrar a sus votantes que es un partido necesario, y eso no pasaba por una tercera convocatoria electoral. Luego en manos de Rivera estaba evitarlo. Pero tampoco podía regalarle el sí a un Mariano Rajoy al que han estado vetando durante todo este tiempo, para eso tenía que hacer que fuera comprensible para su electorado, y las seis condiciones que le ha puesto a Rajoy para negociar el sí lo son.

Ampliar

Son condiciones duras para el PP, sobre todo lo que se refiere a la comisión de investigación del caso Bárcenas, pero no tiene más opción que aceptarlas y asumir que no tener mayoría absoluta tiene este coste, o ir a elecciones a ver qué pasa, y el problema es que ahora, una vez puestas las condiciones sobre la mesa, tiene muy difícil el PP explicar por qué no las acepta si se diera el caso, que no creo. Es más, estoy convencido de que Mariano Rajoy le va a decir a todo que sí a Rivera, incluso a ir a una sesión de investidura en la que saldrá derrotado para después ir a una segunda en la que tendrá los votos suficientes...

Este es el juego de la política, Rivera ha sabido jugar su carta y tiene la sartén por el mango sin haberse quemado... Quien tiene un problema, sin embargo, es Pedro Sánchez, porque ahora nadie va a entender que si se cierra ese acuerdo para el sí entre Ciudadanos y el PP bajo esas condiciones, el PSOE siga enrocado en un no absurdo que nos conduciría a una situación muy desagradable. Es más, en su propio partido, y después de este movimiento de Rivera, van a volver a surgir con más fuerza las voces que le reclaman sensatez, y no va a tener más remedio que acabar cediendo.

Rajoy va a ser presidente, aunque, como escribí el domingo, tendrá que sufrir. Esta es la bondad de la nueva política, que no da apoyos a cambio de dinero, como hacían los nacionalistas, sino a cambio de medidas de regeneración, a cambio de políticas que de verdad sirvan para mejorar la calidad de nuestra democracia, y eso es para lo que sirven las seis condiciones que le ha puesto Rivera a Rajoy. Bienvenidas sean.

Dos Palabras
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios