Es noticia
Menú
Vacaciones espirituales: Catalán (AC Hoteles) y Pina (Deutsche Bank) cumplen con el Xacobeo
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por

Vacaciones espirituales: Catalán (AC Hoteles) y Pina (Deutsche Bank) cumplen con el Xacobeo

Lo llevan muy a pecho. No son unos jornaleros del pedal y de los piñones, pero hacen gala de guardar muy dignamente la línea durante el

Lo llevan muy a pecho. No son unos jornaleros del pedal y de los piñones, pero hacen gala de guardar muy dignamente la línea durante el frío invierno para que, llegado el buen tiempo, el cuerpo acompañe a la hora de disfrutar del deporte de la bicicleta. Y vaya si deben hacerlo, porque un buen fondo no se coge sólo a base de pádel y hoyos de golf, como muchos ilustres madrileños creen.

Ya viene siendo costumbre durante los últimos años, casi un ritual, que el empresario navarro Antonio Catalán (AC Hoteles) y el banquero Antonio Rodríguez Pina (Deutsche Bank), este año acompañados por un nutrido pelotón de amigos, afiliados de la ONCE y empleados de la cadena hotelera, realicen su particular peregrinación espiritual y deportiva por la meseta española en vísperas del verano.

Justo hace unos días, el pelotón encabezado por Catalán y Pina concluyó su travesía por el popular y concurrido Camino de Santiago. Y lo hicieron casi a ritmo de locomotora. El grupo de peregrinos bajó de la frontera franco-navarra para llegar a la casa del santo, en Santiago de Compostela, en cinco apurados días. Para conseguirlo, entre pecho y espalda, jornadas de una media de 200 kilómetros.

Todos llegaron para recibir la bendición del santo, pero debió costar lo suyo. Algunos de los ciclistas debutaban por primera vez en esta particular ronda jacobea, de modo que las panzadas para cubrir etapas como Burgos-León, con un pequeño reposo en tierras palentinas para degustar productos de la comarca, se hicieron demasiado cuesta arriba... sobre todo con la solana del mediodía. En 2008, repetición.

Lo llevan muy a pecho. No son unos jornaleros del pedal y de los piñones, pero hacen gala de guardar muy dignamente la línea durante el frío invierno para que, llegado el buen tiempo, el cuerpo acompañe a la hora de disfrutar del deporte de la bicicleta. Y vaya si deben hacerlo, porque un buen fondo no se coge sólo a base de pádel y hoyos de golf, como muchos ilustres madrileños creen.

Antonio Catalán