La mujer que destapó la Gürtel se queda sin testigos en su juicio por 'mobbing'
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por

La mujer que destapó la Gürtel se queda sin testigos en su juicio por 'mobbing'

El calvario de la trabajadora del Ayuntamiento de Boadilla que destapó el caso Gürtel y que forzó la destitución del exalcalde Arturo González Panero continúa. Ana Garrido, que ha denunciado al consistorio

El calvario de la trabajadora del Ayuntamiento de Boadilla que destapó el casoGürtely que forzó la destitución del exalcaldeArturo González Panerocontinúa.Ana Garrido,que ha denunciado al consistorio madrileño por acoso laboral continuadotanto en la época de Panero como en la de su sucesor,Antonio González Terol, está encontrando serias dificultades para convencer a sus compañeros de trabajo para que declaren como testigos ante el juez el próximo 4 de octubre. En las últimas horas, a Garrido le han dado tres negativas que podrían ser claves para demostrar, según ella, cómo el presunto mobbing laboral se remonta a la época en la que Garrido se negó a firmar como técnico algunas de las adjudicaciones que después sirvieron para destapar el mayor caso de corrupción que ha salpicado al PP en toda su historia.

“Me quiero morir”, relata a El Confidencial la afectada, que ayer difundía enTwittersu desesperación ante la falta de respuesta de tres de sus antiguos compañeros del Consistorio. “Hay cosas que no puedo demostrar porque el miedo es libre”, aclara Garrido, que no quiere entrar a valorar si estas negativas son fruto del temor a represalias por parte de sus excompañeros de trabajo o se deben a otras razones. “Todo este caso ha supuesto un antes y un después en mi vida en cuanto a mis relaciones personales. Mis amigas y amigos de toda la vida, que eran como mis hermanos, se han convertido ahora o en mis peores enemigos o no quieren saber nada de mí”, admite con amargura.

Ana GarridoGarrido, técnico del Ayuntamiento con 20 años de antigüedad en la institución, fue la primera persona que tiró de la manta del casoGürtelen Boadilla al poner negro sobre blanco, en un dosier que luego entregó al sindicato Manos Limpias en enero de 2008, las presuntas irregularidades de quien era entonces alcalde del municipio. Por aquel entonces, Garrido ya estaba de baja, su primera baja por depresión, tras sufrir lo que califica como un verdadero acoso por parte de González Panero, alias 'el Albondiguilla'.

El juicio por acoso se celebrará en apenas 10 días, el próximo 4 de octubre. El Consistorio, por su parte, tras un “proceso de indagación” interna iniciado por parte del propio Ayuntamiento, ha negado siempre cualquier tipo demobbing.

“Entiendo que para algunos testigos sea complicado venir a declarar porque son del PP. Pero era importante que vinieran porque han conocido el proceso desde el principio, desde el comienzo de la Gürtel y antes, desde que me empecé a negar a determinadas cosas”, explica Garrido. “Ahora estas personas dicen que no recuerdan nada. No sé si han sido presionados o no. Ellos dicen que sus familias les han recomendado que no vengan al juicio. Pero, ahora, ¿cómo me defiendo? De mi último año en el Ayuntamiento tengo grabaciones que son muy claras. Mi problema es que de la parte del acoso que tuvo lugar cuando estaba Panero sólo tengo prueba testifical, y si me fallan los testigos va a ser difícil demostrarlo”.

Ana GarridoConcentración de apoyo

Garrido lleva, actualmente, cuatro meses de baja a la espera de que la Justicia decida en breve cuál de las dos partes tiene razón. Ella argumenta que, desde que se reincorporó el año pasado al Ayuntamiento tras una primera excedencia motivada por depresión, los síntomas de que no era una persona grata en el Consistorio se han ido sucediendo de forma constante. Primero, retribuyéndola por debajo de lo que estipulaba la tabla salarial para su puesto y, segundo, según explica ella, con obstrucciones a su trabajo, que era continuamente “paralizado”.

Como ella misma ha declarado en algunas entrevistas a otros medios de comunicación, denunciar la Gürtel le ha supuesto “una muerte en vida”. Desde hace meses, cuenta su testimonio contra la corrupciónen su blog personal. “Lo único que me motiva ahora en todo esto es que este próximo sábado va a haber una concentración contra la corrupción en la avenida del Generalísimo de Boadilla convocada por un grupo de personas que me apoya y que se ha organizado a través de las redes sociales”, explica.

Adjudicaciones El Confidencial Caso Gürtel
El redactor recomienda