A Montoro le avergüenza enseñar las canillas ante los militantes del PP
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por
EC

A Montoro le avergüenza enseñar las canillas ante los militantes del PP

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es un hombre chapado a la antigua. Y, por eso, para él, lo de tener que hacer shows de partido repanchigado

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es un hombre chapado a la antigua. Y, por eso, para él, lode tener que hacer shows de partido repanchigado de cualquier manera en una butaca o en un tresillo no es nada fashion. Es más, no le gusta nada., que tomen buena nota los asesores del PP. Que él no estápara estas cosas.

Montoro se lamentó ayer ante los periodistas que siguen la información del Senado de lo incómodo que son estos nuevos tipos de actos políticos en los que se anuncian mesas redondas que después no son tal. Porque no hay ni mesa, ni atril, ni mueble alguno que dignifique un poco al señor ministro. “Te dicen que hagas un anuncio y el sitio no es el adecuado para eso”, explicaba Montoro, resignado y sabedor de que, ahora, la moda es esa. Y mientras, su jefa, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, le replicaba que al menos, en esos actos, no se tiene que “escalar” hasta el atril. Problema que a ella le aflige en otros saraosmás protocolarios.

El ministro reconoció también que, en este tipo de situaciones, él ni sabe cómo ponerse, ni cómo cruzar los brazos y, lo que es peor, no le gusta que le saquen en televisión luciendo calcetines.

Soraya y Montoro se espaciaron ayer en contar estas cosas al recordar, ante los periodistas de la Cámara Alta, el inesperado ataque de risa que le dio a la vicepresidenta durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado viernes cuando hablaba, precisamente, el propio Montoro. Él, por su parte, recordó otra anécdota vivida en esa misma sala de prensa hace años, en el primer gobierno de José María Aznar, durante una rueda de prensa en la que Rodrigo Rato, Francisco Álvarez Cascos y Josep Piqué se partieron de risa durante su comparecencia ante las cámaras.

En fin, que el ministro quiere una mesa o un atril para cuando le hagan dar la cara en nombre del partido. Que lo de salir en mangas de camisa y sentado en un sillón estará muy bien para ser más cool, pero que él es un señor que se viste por los pies y más tradicional en las formas. Que no quiere anunciar subidas de impuestos o un quítame allá esa financiación con las canillas al aire.

Cristóbal Montoro Impuestos
El redactor recomienda