Las autoridades aeroportuarias advierten: no fumar ni beber perjudica la OPV de Aena

Es el problema de los folletos de las salidas a bolsa: hay que poner todo. Y todo es todo, hasta el último y más recóndito riesgo

Es el problema de los folletos de las salidas a bolsa: hay que ponerlo todo. Y todo es todo, hasta el último y más recóndito riesgo que pudiera terminar afectando a una compañía, aunque resulte políticamente incorrecto reconocerlo. Este striptease ha destapado el conflicto de intereses que existe entre dos carteras ministeriales, véase Sanidad y Fomento.

Mientras que la primera defiende la campaña de que "fumar perjudica seriamente la salud", la segunda advierte de que no hacerlo puede hacer un roto en las cuentas de Aena, cada día más ligadas a las explotaciones comerciales de sus terminales.

El operador de aeropuertos reconoce que entre los "factores que pueden tener un impacto en el negocio de los espacios comerciales de los aeropuertos de Aena" se encuentran "los efectos de las políticas de salud que buscan reducir el consumo de tabaco y el alcohol, que podrían frenar la expansión de este área de las actividades de negocio".

No se trata precisamente de una anécdota, ya que Aena sitúa el riesgo al nivel de, por ejemplo, la muy seria decisión de ampliar la Unión Europea, lo que reduciría el número de pasajeros con derechos a comprar bienes libres de impuestos, el endurecimiento de las reglas para obtener visado o la apreciación del dólar.

Las tiendas libres de impuestos, actividad que explota World Duty Free, son un auténtico motor para el viaje en solitario que, como empresa semiprivatizada, está a punto de arrancar Aena, ya que representan una tercera parte de todos los ingresos comerciales del operador. Y entre los productos que la compañía presidida por José Manuel Vargas considera estratégicos sólo hay cuatro categorías: bebidas alcohólicas, tabaco, perfumería y cosmética y alimentación.

En el caso concreto del alcohol y el tabaco, además, se trata de una clara fortaleza de los aeropouertos españoles frente a competidores como Heathrow, propiedad de Ferrovial, ya que son especialmente competitivos en la venta de este tipo de productos, como reconoce la propia Aena al asegurar que "en el caso particular de la categoría de bebidas alcohólicas y tabaco, las tiendas en régimen Duty Free de los aeropuertos de Aena presentan una importante ventaja en precio respecto a los mercados locales de otros países, como el Reino Unido y los países nórdicos, y muy especialmente en los aeropuertos de las Islas Canarias".

La red de Aena cuenta con más de 75 tiendas Duty Free repartidas en 26 aeropuertos, aunque prácticamente la mitad se encuentra en los aeródromos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. El operador ha confiado gran parte de su futuro a la mejora de los ingresos comerciales, que el pasado ejercicio alcanzaron los 553 millones de euros, cifra que alcanza los 699 millones si se incluyen los servicios fuera de terminal (gestión de aparcamientos, terrenos, almacenes). En total, la facturación de la compañía ascendió a 2.876 millones de euros.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios