Del PP a UPyD y de ahí a Ciudadanos: el candidato saltimbanqui de Ávila

Manuel Vicente ha logrado ser concejal y diputado provincial con el PP, después edil con la formación de Rosa Díez y, tiro porque me toca, ahora se postula para repetir con Ciudadanos

Foto: Manuel Vicente en su última formación, UPyD. (Foto: UPyD)
Manuel Vicente en su última formación, UPyD. (Foto: UPyD)

En el mundo de la política, como ocurre con la energía, hay profesionales que nunca desaparecen, que sólo se transforman. Y más en los nuevos partidos bisagra (Podemos y Ciudadanos) que pueden estar dirigidos por “adanes” como dice Mariano Rajoy, pero atraen a los rebotados de parecido color. Atención al inminente fichaje de la formación de Albert Rivera para engrosar la lista de Ciudadanos para las elecciones municipales en Ávila porque puede ser el ejemplo o la pista de lo que puede ocurrir en toda España. Se llama Manuel Vicente y es bastante más conocido en la ciudad y en el PP que en la dirección central de su nuevo partido: ya ha logrado ser concejal y diputado provincial con los populares, después edil con la formación de Rosa Díez y, tiro porque me toca, ahora se postula para repetir con Ciudadanos.

Si le sale la jugada, Manuel Vicente conseguirá ser concejal en la ciudad de Santa Teresa con tres partidos distintos en tres legislaturas consecutivas. Con el Partido Popular llegó a teniente de alcalde y a disputar el cargo de presidente provincial de la formación a Antolín Sanz, el actual jefe de filas del PP. Perdió la votación en el congreso correspondiente. Antes de las elecciones municipales de 2011 se dio de baja en el PP y se puso al frente de la candidatura de UPyD, la competencia directa de los populares hace cuatro años, como hoy lo es Ciudadanos.

La formación de Rosa Díez sacó en Ávila 4 concejales y Vicente ejerció de portavoz hasta noviembre pasado, fecha en la que se le torció la carrera. En las primarias para elegir nuevo cabeza de cartel de UPyD para 2015 perdió frente a Javier Cerrajero. Fue en una asamblea de 45 militantes en la que Vicente se quedó en el 43% de los votos. Disgustado, empezó a otear otros horizontes. El pasado 6 de marzo dimitió como concejal y se dio de baja en la formación de Rosa Díez por “motivos políticos”.

Seis días después se afilió a Ciudadanos y se proclamó dispuesto a cargar con la responsabilidad de volver a figurar en una candidatura para las elecciones municipales en Ávila. Le acompañaba y avalaba en la presentación de sus aspiraciones el delegado del partido de Rivera en la provincia, Alejandro Becerril, otro exconcejal, del PP por supuesto. En poco más de 4 años, tres partidos y sin dejar de ser concejal, pura energía transformada en la poltrona.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios