El 'cercano' juez Velasco acaba con la paciencia del PP
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por

El 'cercano' juez Velasco acaba con la paciencia del PP

El instructor de la Púnica sigue los pasos del juez Ruz con los papeles de Bárcenas: en el PP, que creían tener dos jueces 'cercanos' a su órbita, se llevan las manos a la cabeza

placeholder Foto: El juez Eloy Velasco, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)
El juez Eloy Velasco, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

“Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros”, acuñó en frase histórica el también histórico Rodolfo Martín Villa cuando tras quince años de travesía del desierto gobernando el socialismo llegó el PP de José María Aznar al poder.

Ahora, porlo que se llevan los populares las manos a la cabeza y dicen no entender nada es por el comportamiento de algunos fiscales y jueces en relación con sus dirigentes. “Da la impresión de que sólo se investiga a los del PP… Nunca pasa nada irregular en otros partidos”, señalan amargamente algunas fuentes populares en relación con la instrucción que está llevando a cabo el juez Eloy Velasco, magistrado de la Audiencia Nacional, en el caso de la Operación Púnica.

Velasco fue director general de Relaciones con la Justicia en el gobierno autónomo de la Generalitat Valenciana cuando gobernaba por aquellos lares Eduardo Zaplana,aunque también mantuvo ese cargo cuando fue sustituido por FranciscoCamps, aunque lo abandonó al existir discrepancias con los nuevos mandatarios.

A este juez siempre se le ha situado cerca de la órbita del PP y también parece haber colaboradode alguna forma para la Fundación FAES, que encabeza el expresidente del Gobierno, José María Aznar. Pero su instrucción del caso Púnica, al imputarsin remisión a técnicos y profesionalesde la Comunidad de Madrid como la directora de Comunicación, Isabel Gallego, o los consejeros Lucía Figar y Salvador Victoria, han acabado con la paciencia de los dirigentes populares de Madrid,que empiezan a considerar que este juez quiere hacerse perdonar su pasado. “Las acusaciones contra Gallego, Figar y Victoriano tienen un pase, son absolutamente nimias", subrayan las mismas fuentes. "Contrataron un servicio normal en todas las Administraciones por un valor al mes de 1.800 euros. ¿Se han vuelto locos?”, insistenlas mismas indignadas fuentes del PP.

Algo parecido ocurrió en su día con el juez Ruz, del que también se decía era próximo a los conservadores. Su instrucción del caso Gürtel dejó claro que nada más lejos de la realidad. Fue implacable con el partido en el gobierno y un auténtico quebradero de cabeza. Los pasos de Velasco parecen seguir la misma senda. Y en el PP de Madrid se hacen cruces.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Salvador Victoria Lucía Figar Operación Púnica
El redactor recomienda