Duran i Lleida, más solo que la una en el Ritz: el inefable Arturo, Toxo y mucha silla vacía

El líder de Uniò presentó su candidatura a la Presidencia del Gobierno sin ser arropado por ningún político ni empresario de gran peso. Sorprendió ver a Toxo y quien no se lo quiso perder fue Arturo

Foto: El presidente de Unió y candidato a la Presidencia del Gobierno, Josep Antoni Duran i Lleida, protagoniza un desayuno informativo en Madrid. (EFE)
El presidente de Unió y candidato a la Presidencia del Gobierno, Josep Antoni Duran i Lleida, protagoniza un desayuno informativo en Madrid. (EFE)

Llegó al Hotel Ritz de Madrid como líder de Uniò Democràtica de Catalunya pero, sobre todo, como candidato a la Presidencia del Gobierno, aunque nadie se acuerde de él al hablar del 20-D. Era evidente que llegaba un personaje catalán en vista de los periodistas que se agolpaban a la entrada como viene siendo habitual, porque hablaban entre ellos en su propia lengua. Lo mismo que los invitados, de entre los que no había ni un 'peso pesado' de la política y el mundo empresarial.

Josep Antoni Duran i Lleida protagonizó un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum en el que habló de su candidatura y su trayectoria política, repitiendo una y otra vez lo que todos sabemos de él: que es catalanista "y lo será hasta la muerte", pero que ni es ni será independentista. La soledad, sin embargo, se hizo visible en la sala donde se celebraba el evento (solo hubo una, a pesar de que normalmente se habilitan dos ante la necesidad de un mayor espacio). Era difícil encontrar una sola mesa al completo, ni siquiera las destinadas a prensa, que son las primeras que se llenan ante la voracidad de los informadores de obtener el titular del día.

La poca afluencia fue comentada porque, aunque las comparaciones son odiosas, también se hacen inevitables. Y las últimas citas con las 'estrellitas mediáticas' del momento, como Albert Rivera y Pablo Iglesias, consiguieron un lleno comparable al de Vetusta Morla en el Palacio de los Deportes el sábado pasado. Y ayer mismo, el ministro Jorge Fernández Díaz hizo lo propio en el desayuno paralelo de Nueva Economía celebrado en Barcelona. Pero del jefe de Uniò y exmarido de Convergència casi nadie se acordó. Por allí pasaron el presidente de ATA, Lorenzo Amor, y el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, con Sánchez Llibre. Incluso alguna 'vieja gloria' como Miguel Herrero, uno de los padres de la Constitución. No faltó el perejil de todas las salsas, Arturo Fernández, que es incapaz de perderse un sarao matutino en la capital...

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. (EFE)
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. (EFE)

Pero el tono derrotista lo puso ya el periodista Fernando Jáuregui durante la presentación del invitado. A pesar del respeto que desprendía su relato, dio la impresión de ser aquello más una despedida que otra cosa. "Precisamente hoy, precisamente ahora, no puedo resistirme a darte las gracias por lo que has hecho por este país nuestro y tuyo", arrancó en calidad de amigo de Duran.

Aun así, el líder de Uniò, que reconoció lo difícil que fue a nivel personal la separación de Convergència, aprovechó su puesta de largo en Madrid como candidato para reiterar que no ha sido ni será independentista y que jamás habrá un acuerdo para romper España porque la vía de la ruptura es un salto al vacío. "No pretendo menospreciar los resultados de las elecciones y creo que hay que tenerlos en cuenta", dijo... aunque, eso sí, despejando las dudas sobre el sueño soberanista: "No dan para plantear el inicio de una desconexión".

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios