Enfado en Moncloa con parte del Ibex por impulsar a Rivera "para nada"

En el palacio de la Carretera de la Coruña hacen sus cuentas y no les salen; o, mejor dicho, no les cuadra el apoyo mediático y de muchas empresas señeras al partido naranja

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en una cámara de televisión durante una rueda de prensa. (Reuters)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en una cámara de televisión durante una rueda de prensa. (Reuters)

“Una parte significativa del Ibex ha tenido mucho interés en impulsar y promocionar a Albert Rivera, que ha recogido sólo votos procedentes del Partido Popular…y ahí tienen los resultados…”. Así se manifiesta una fuente próxima al presidente Mariano Rajoy indignada ante lo que consideran un “ajuste de cuentas” por parte de destacados empresarios o gestores de grandes empresas españolas en relación con el gobierno popular.

“No han aceptado que este Gobierno (ahora en fuciones) persiguiera sólo y únicamente los intereses generales, y desde hace tiempo vienen propugnando otra plataforma política con la que 'fijar' al PP y su presidente…”, subraya la misma fuente.

Según las cuentas que han realizado ya en el cuartel general de Génova 13, más de un 80% de los votos cosechados por Ciudadanos -3.500.446 y su 13,93% de los sufragios- provienen de los caladeros del PP. Sostienen que sumados a los 7.215.052 (28,72%) que obtuvo el PP se hubiera alcanzado la mayoría absoluta y en cualquier caso una situación cómoda para continuar en el poder. “Se parece mucho esta operación a la llevada en su día por los banqueros a favor de la Operación Roca, que no sirvió para nada y debilitó extraordinariamente al centroderecha”, aunque en esta ocasión también se ha dejado un resquicio a que la izquierda moderada -junto a la radical más los independentistas- tomen el poder. 

Dentro de este análisis que realiza el PP se concluye también que el hecho de haber partido en dos el centroderecha supone un “ejercicio de irresponsabilidad manifiesta” en el que han primado más los intereses particulares y empresariales de determinados empresarios que la búsqueda de la estabilidad del país que también afecta de plano a sus corporaciones empresariales y financieras.

No son ajenas las críticas a los “increíbles apoyos” de determinados empresarios mediáticos –en clara referencia a Atresmedia y Mediaset, con La Sexta y Cuatro- que desde hace años han propiciado a opciones de izquierda radical, sobredimensionando sus posibilidades políticas y primando sus mensajes que han terminado por calar en la población. “Ahora tienen que afrontar sus propias responsabilidades en la inestabilidad que sufrirá España máxime cuando está en juego el mantenimiento del propio 'statu quo' territorial y con un proceso secesionista de gran calado”, remarcan los mismos medios cercanos al presidente Rajoy. “Ya están sufriendo en sus carnes el haber coadyuvado en una operación política cuyas consecuencias son todavía impredecibles…”.

Recuerdan que durante la etapa del presidente Rodríguez Zapatero la mayor parte de las empresas del Ibex apenas pagaban impuestos porque el Ejecutivo socialista eximió del pago de tributos a las empresas que invertían en el exterior. Esta situación fue modificada por el gobierno del Partido Popular de la mano de su ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristobal Montoro, quien también apretó las tuercas a las grandes empresas por otros conceptos. Nunca fue aceptado por el Ibex, insisten en Moncloa, que lanzó durísimos ataques –unos directos otros encubiertos- contra el titular de la caja pública.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios