El gobierno de la generalitat podría durar meses

Los planes secretos de Junqueras para derribar a Puigdemont

Junqueras está barruntando derribar el Gobierno de la Generalitat si se produce la confluencia de dos factores

Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d), y el vicepresidente del Gobierno, Oriol Junqueras. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d), y el vicepresidente del Gobierno, Oriol Junqueras. (EFE)

El vicepresidente y 'conseller' de Economía de la Generalitat, Oriol Junqueras, cada vez tiene más peso en la Administración y la política catalana. Y ese peso cada día que pasa se refleja más en términos de poder. Los rumores de que pueda haber un otoño caliente en lo político en Cataluña, con un avance electoral de las autonómicas, son el reflejo de una tensión más que evidente entre el líder de ERC y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Tanto, que Junqueras está barruntando derribar el Gobierno de la Generalitat si se produce la confluencia de dos factores, según apuntan fuentes políticas tanto de los republicanos como de CDC.

La primera contingencia sería que no se apruebe el Presupuesto de la Generalitat que prepara el propio Oriol Junqueras, tal y como avanzó la semana pasada El Confidencial. Junqueras cuenta con el apoyo de la CUP, pero CDC se niega en redondo a su plan de subir el IRPF a las rentas de más de 90.000 euros. Una cuestión que a día de hoy parece insalvable para que salgan adelante las nuevas cuentas.

La segunda contingencia sería que CDC obtuviese un muy mal resultado en las elecciones generales. La formación de Artur Mas maneja estudios que la relegan a quinta fuerza el 26 de junio, mientras que ERC sería la segunda, después de los aliados de Podemos. En este panorama, la tentación de Junqueras es ajustar cuentas con Mas y forzar una crisis de Gobierno con la salida de los 'consellers' republicanos el próximo mes de julio. Eso obligaría a Puigdemont a convocar elecciones después del 11 de septiembre. Si la jugada le saliese bien, ERC se quedaría al frente de la Generalitat y enviaría a CDC y Artur Mas a las catacumbas de la historia.

Ambos factores son a día de hoy altamente probables. Por eso, Puigdemont podría hacer en meses las maletas para volver a Girona y dejar de dormir en la Casa del Canonges, la residencia anexa al Palau de la Generalitat, donde muchos días hace noche el actual 'president'. El 'procés' por ahora había sido políticamente letal para las formaciones tradicionalmente españolistas -el PP y el PSC-. Pero ahora empezaría, también, a devorar a sus propios hijos.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios