Ferraz se aleja del mal fario del Auditórium y celebra su congreso... donde (casi) siempre

La gestora ya tiene la ubicación de su decisivo cónclave: el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, el de los "buenos momentos" del PSOE. No repite el lugar que acogió la entronización de Sánchez

Foto: Vista general de la gigantesca sala Príncipe Felipe del hotel Auditórium de Madrid, el 27 de julio de 2014, en la clausura del último congreso extraordinario del PSOE. (EFE)
Vista general de la gigantesca sala Príncipe Felipe del hotel Auditórium de Madrid, el 27 de julio de 2014, en la clausura del último congreso extraordinario del PSOE. (EFE)

En los partidos, puede haber a veces un poquito de superstición. En el PSOE es para tenerla, desde luego, visto cómo se dio 2016: de pena. Que si intenta montar Gobierno y fracasa, que si va a las segundas elecciones y se estrella, que si su jefe de filas intenta echar un pulso a sus barones, lo pierde y le echan, que si hasta el Gordo de la Lotería de Navidad les trae un quebradero de cabeza. Es lo que se llama no dar una a derechas (o a izquierdas, en este caso).

Ferraz quiere alejar todos los malos espíritus en 2017. Fijó la fecha de su 39º Congreso, 17 y 18 de junio de 2017, casi sin votos en contra, ha rebajado el fuego interior, está ya a punto de cerrar un acuerdo con sus hermanos del PSC... Y por eso desea coronar el camino a lo grande: con un cónclave pacífico y de unidad (eso es mucho decir) y no en el hotel Auditórium, donde celebró el congreso que encumbró a Pedro Sánchez al poder, sino en un lugar viejo conocido para el PSOE en Madrid: el Palacio Municipal de Congresos, en el Campo de las Naciones de la capital, al lado del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Así lo confirman al menos la gestora a este periódico.

Es en realidad el sitio de (casi) siempre. El de los "buenos momentos" del PSOE, subrayan en la gestora. El que acogió la conferencia política de 2013, en donde el partido renovó a fondo su proyecto, y el que fue escenario de los congresos federales de 2000 (el número 35, el que ganó José Luis Rodríguez Zapatero frente a José Bono, Matilde Fernández y Rosa Díez), de 2004 y 2008 —el 36 y el 37, ya con Zapatero en La Moncloa—. Y tal vez habría servido de telón de fondo del cónclave de febrero de 2012, el 38 en la historia socialista, el que enfrentó a Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, pero se decidió emplazarlo en Sevilla, por aquello de que las decisivas elecciones autonómicas andaluzas estaban a la vuelta de la esquina. Aunque aquella cita, la de 2012 —¿quizá por romper la tradición y no celebrarla en el Palacio Municipal de Congresos?—, salió mal: Rubalcaba se impuso por 22 votos, pero no logró acabar con la división interna y el debilitamiento del partido.

El Palacio Municipal acogió los congresos de 2000, 2004 y 2008 y la conferencia política de 2013. El cónclave de 2014 se celebró en el hotel Auditórium

En 2014, tras las elecciones europeas, Rubalcaba dimitió y convocó el congreso extraordinario para el 26 y 27 de julio. El lugar elegido, el hotel Auditórium. Un espacio bastante más recogido que el Palacio Municipal, al lado de la A-2, camino del aeropuerto. Pero era poco íntimo, caro (las consumiciones, mejor ni probarlas), y de dudoso gusto estético, aunque en los últimos años su 'caché' ha aumentado: lo gestiona la cadena estadounidense Marriott, que lo reformó, y su enorme salón Príncipe Felipe acoge las galas de los Premios Goya, también la del próximo 4 de febrero.

Zapatero saluda a los militantes y simpatizantes socialistas en el 37º Congreso del PSOE, el 5 de julio de 2008, en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. (EFE)
Zapatero saluda a los militantes y simpatizantes socialistas en el 37º Congreso del PSOE, el 5 de julio de 2008, en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. (EFE)


Valencia no triunfó

Aquel congreso extraordinario dejó un mal sabor de boca a los socialistas. Sobre todo, por lo que vino después. Dos años de turbulencias internas que culminaron con el 'asesinato' (o suicidio, según se mire) de Sánchez y la conformación de una gestora pilotada por Javier Fernández. Así que mejor no volver al pasado (negro) ni a sus escenarios, ha debido de pensar Ferraz.

Tras el paréntesis de Sevilla de 2012, justificado por las elecciones andaluzas, la dirección entiende que el 39º Congreso debe tener lugar en Madrid

Así que ni Auditórium... ni Sevilla. La dirección entiende que no tiene sentido sacar de Madrid su congreso, y menos a la capital andaluza, que dada la más que probable postulación de Susana Díaz habría sido poco decoroso. Algunos periodistas que cubren información del PSOE sugerían entre bromas y veras Valencia, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, estaba de acuerdo... siempre que el partido pagase: recordaba que el Palacio de Congresos que usó el PP en 2008 en la capital del Turia "aún no había sido abonado". La idea no se oyó en el cuartel general de Ferraz, que optó por un lugar ya familiar en la memoria de los militantes y dirigentes, amplísimo —1.812 asientos el auditorio principal—, con múltiples salas y con hoteles enfrente... más idóneos por si toca conspirar y celebrar reuniones de madrugada. Que los cónclaves del PSOE, ya se sabe, acaban muy tarde por lo que cuesta siempre cerrar la composición de la ejecutiva.

Zapatero felicita a Rubalcaba en el 38º Congreso del PSOE, el 5 de febrero de 2012 en Sevilla. (EFE)
Zapatero felicita a Rubalcaba en el 38º Congreso del PSOE, el 5 de febrero de 2012 en Sevilla. (EFE)


Pues estas son las coordenadas: 39º Congreso Federal del PSOE, 17 y 18 de junio de 2017, Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Líder y proyecto por definir. Y futuro... de eso hablamos otro día.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios