Oriol Soler da instrucciones a su abogada para regresar a las catacumbas del 'procés'

El empresario de ERC, pieza clave en la propaganda del 1-O, está inquieto por el efecto que pueden tener en sus negocios las noticias que han desvelado su implicación en la consulta

Foto: Oriol Soler.
Oriol Soler.

Oriol Soler ha sido identificado por las Fuerzas de Seguridad del Estado como una de las piezas clave en la organización del referéndum independentista del pasado 1 de octubre. Su nombre se ha colado en los informes sobre los preparativos de la consulta, aparece en intervenciones telefónicas y hay numerosas pruebas documentales, como la agenda encontrada en casa de Josep Maria Jové, que lo sitúan en las reuniones que celebró el Govern de Carles Puigdemont para perfilar los detalles de su desafío al marco constitucional.

Soler tuvo un papel tan determinante que no ha podido evitar que los medios de comunicación también se centren en su figura. El pasado 21 de octubre, este diario publicó que este empresario de la comunicación vinculado a ERC había sido el 'cerebro' en la sombra de la campaña de propaganda e internacionalización que puso en marcha el Ejecutivo de Junts pel Sí para tratar de ganar la batalla al Estado de derecho. La información también reveló que ANC y Òmnium Cultural le abonaban un salario mensual de 10.000 euros y que se había encargado de producir el polémico vídeo 'Help Catalonia. Save Europe', copiado de la revolución naranja de Ucrania, para intentar conseguir que la UE mediara en la crisis.

Su exposición en los medios ha crecido tanto que empieza a estar preocupado por los efectos que puede tener su vinculación con el 1-O

Hasta hace solo unas semanas, la participación de Soler en la sala de máquinas del 'procés' había pasado desapercibida. Pero su exposición en los medios ha crecido tanto que empieza a estar preocupado por los efectos que puede tener su vinculación con el 1-O en la evolución de sus propios negocios, que incluyen revistas, factorías de contenidos y productoras audiovisuales.

Él mismo se había encargado de relacionar ambas facetas de su vida. Como también publicó este diario, Soler habría aprovechado sus viajes al extranjero por cuestiones relacionados con su proyecto de generación de contenidos sobre innovación, Atlas of the Future, para tratar de cosechar apoyos entre instituciones y medios internacionales. El propio empresario reconoció a 'El País' que, cuando visitó a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres el pasado 9 de noviembre, se encontraba en la capital británica por motivos profesionales. No era el primer desplazamiento que hacía este año. El 16 de mayo hizo un viaje relámpago a Nueva York y el 5 de junio visitó San Petersburgo (Rusia).

Ante tanta exposición pública, Soler ha dado órdenes a su abogada, Marina Roig Altozano, de que estudie todas las noticias que se publiquen sobre su papel en el 'procés' independentista para valorar la posibilidad de emprender acciones legales contra sus autores y los medios que las alberguen. Roig Altozano también es la letrada del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en prisión provisional en Soto del Real desde el pasado 16 de octubre, también por su participación en los preparativos de la consulta.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios