Richard Vaughan se cuela hasta el comedor de la CNMV

Acude de forma periódica para impartir clases de inglés al presidente Sebastián Albella

Foto: Sebastián Albella, presidente de la CNMV. (EFE)
Sebastián Albella, presidente de la CNMV. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura1 min

Es el profesor de inglés que mejor se lo ha montado. Richard Vaughan sigue dando clases de inglés a diestro y siniestro, para todos los públicos y también para distinguidos clientes. Uno de los más recientes luce galones y veteranía como presidente de la CNMV, Sebastián Albella, que ha caído rendido a las publicitadas artes didácticas del empresario estadounidense.

Pese a manejarse con solvencia profesional en la lengua de Shakespeare, el presidente del supervisor bursátil ha contratado a Vaughan para pulir su inglés, empeñado como está en convertir la CNMV en un organismo bilingüe. Y para ello, nada mejor que predicar con el ejemplo, debe pensar Albella, que ha convertido los almuerzos con el profesor en el tiempo de clase.

La dificultad para sacar horas a la jornada del presidente no es un problema. De hecho, Vaughan cosechó fama como profesor entre altos ejecutivos por su flexibilidad para adaptarse a los horarios e impartir sesiones personalizadas en torno a una conversación informal. Y con Albella, todo se lleva a cabo en el transcurso del almuerzo en la propia sede de la CNMV.

La rutina adquirida ha hecho que ver a Vaughan por los pasillos de la CNMV sea algo habitual. Aunque cuenta con todo un imperio de profesores en agenda, al presidente Albella prefiere impartirle personalmente la clase el tejano. Bueno, en realidad, quedar a comer con él. Otra cosa es que esa hora larga sirva para afinar el oído y departir en inglés. 'That's all'.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios