Un alcalde en funciones, imputado y expulsado (hoy mismo) por Ciudadanos

La operación Enredadera ha llevado la parálisis al Ayuntamiento de Arroyomolinos. El alcalde, imputado, dimitió. Le sustituye otro edil también imputado. Ciudadano le acaba de expulsar

Foto: Juan José González Arroyo, alcalde en funciones de Ciudadanos.
Juan José González Arroyo, alcalde en funciones de Ciudadanos.

El municipio madrileño de Arroyomolinos vive una parálisis institucional desde que el pasado 3 de julio la Policía Nacional registrara el consistorio en el marco de la operación Enredadera, que ha salpicado a varias localidades madrileñas. El alcalde, Carlos Ruipérez, de Ciudadanos, tuvo que dimitir forzado por las presiones de su partido. Hoy se recupera tras sufrir un infarto. Lo malo es que su sustituto es el primer teniente de alcalde, también de Ciudadanos, y que es otro de los investigados del caso. Juan José González Arroyo es técnicamente el alcalde en funciones e imputado hasta que no se oficialice la baja de Ruipérez en el pleno convocado para el 26 de julio.

De momento, Ciudadanos no ha forzado la marcha de González Arroyo, como sí hizo con Ruipérez, aunque ambos están en la misma situación jurídica, la de investigados. Este mismo miércoles la Comisión de Régimen Disciplinario de Ciudadanos decidió su expulsión, una vez finalizado el plazo de alegaciones. Además, el partido exige la entrega de su acta de concejal en cumplimiento de lo establecido en el artículo 10.3 de los Estatutos y del compromiso asumido en su Carta Ética y Financiera. Habrá que ver ahora si González entrega su acta o pasa a ser edil no adscrito.

El auto del juzgado que cita como investigados a los dos cargos de Ciudadanos.
El auto del juzgado que cita como investigados a los dos cargos de Ciudadanos.

Las elecciones de 2015 las ganó el PP, que obtuvo siete concejales, pero Ciudadanos, con cinco, logró hacerse con la alcaldía tras formar un tripartito con el PSOE y un grupo independiente, el PIA. La operación Enredadera ha acabado con el tripartito. El PSOE ha anunciado que deja la coalición de gobierno, pero dos de sus tres concejales se han pasado al grupo no adscrito (uno ya lo hizo hace meses por otras desavenencias políticas y el segundo lo acaba de hacer porque no estaba de acuerdo con la decisión de romper el pacto). El PIA, de momento, se mantiene en el tripartito. El pleno lo completan los siete ediles del PP, que intentarán hacerse con la alcaldía, y tres de Podemos.

La confusión es total. Tanto, que en la web del ayuntamiento siguen la foto y el cargo del alcalde dimitido. El PSOE también ha dicho que se replantearía su decisión de dejar el Gobierno local si se produce la dimisión de González Arroyo. Pero su apoyo es a día de hoy muy complicado, ya que la portavoz socialista ha advertido de que no gobernará ni con investigados ni con tránsfugas, en alusión a los dos ediles que se han dado de baja de su partido y han pasado a no adscritos. Podemos no se decanta, pero parece difícil que apoye al PP.

Carlos Ruipérez (i) y Juan José González.
Carlos Ruipérez (i) y Juan José González.

Un síntoma de la confusión que se vive es la declaración hecha por Begoña Villacís, portavoz en el Ayuntamiento de Madrid y secretaria de Política Municipal de Ciudadanos, que ha señalado que el partido pedirá la dimisión de González Arroyo "cuando se confirme su imputación", cuando el primer auto del juzgado que lleva el caso y ha ordenado el registro de las sedes del ayuntamiento es claro: "Previa localización de los investigados Carlos Ruipérez Alonso, Juan José González Arroyo y María José Ruiz". la Fiscalía Anticorrupción investiga en Arroyomolinos si se amañaron algunos contratos relacionados con la gestión del tráfico.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios