Cuando Coro Cillán denunció a Villarejo... y nadie le hizo caso

El Juzgado 12 rechazó una querella de la exmagistrada contra el comisario por urdir un plan para quitarle la denuncia de De la Rosa contra Pujol; meses después, el TSJM inhabilitó a la instructora

Foto: Coro Cillán. (EFE)
Coro Cillán. (EFE)

La extitular del Juzgado número 43 de Madrid Coro Cillán sigue ingresada en una residencia especializada a pesar de no haber sido declarada incapacitada por la Comunidad de Madrid. Su abogado, José Luis Abascal, denuncia que no puede verla. Durante estos días, ha contemplado con estupor los audios desvelados por 'moncloa.com' en los que el comisario José Manuel Villarejo desvela parte de la trama que tenía montada para captar información de políticos y empresarios a través de una falsa agencia de modelos que en realidad era una red de prostitución, para maniobrar en la Audiencia Nacional con asuntos judiciales como el caso Gürtel o para pagar a personas que espiaron al expresidente del Gobierno José María Aznar con dinero proporcionado por el entonces dirigente socialista y hoy secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares.

Abascal entiende que parte de la citada trama que está saliendo ahora gracias a los mencionados audios fue denunciada por Cillán en una querella presentada en noviembre de 2015 que desestimó posteriormente el Juzgado 12 de Madrid. En la misma, la que fuera instructora de dos investigaciones derivadas de los casos Pujol y 11-M acusó a Villarejo de maniobrar para quitarle procedimientos judiciales. En concreto, con base en una conversación emitida en octubre de 2015 por el diario 'Público' entre el comisario ahora encarcelado en el marco del caso Tándem y el empresario Javier de la Rosa, Cillán culpó al policía de urdir el final de su carrera profesional al tiempo que incurría en los delitos de amenazas, usurpación de funciones públicas, tráfico de influencias, actividades prohibidas a funcionarios y cohecho.

En su demanda, la exjueza argumentó que la referida conversación telefónica —que tuvo lugar el 10 de diciembre de 2012 entre De la Rosa y el comisario— demuestra que Villarejo movió hilos por detrás para quitar a Cillán la denuncia que el financiero había puesto contra Pujol y derivarla a la Audiencia Nacional, con el fin de evitar cualquier filtración a la prensa y "controlar" a la magistrada. En ese diálogo entre el funcionario y el financiero, este último le mostraba su preocupación por las informaciones que estaban apareciendo en la prensa sobre la investigación del Juzgado 43.

Villarejo, que se hace llamar Manuel Villar y ser abogado en esa conversación, le responde a De la Rosa que "se va a hablar con esta señora y se le va a quitar totalmente la jurisdicción". El policía añade que ya había tratado dos veces sobre el tema con el entonces juez decano, José Luis González Armengol, quien de hecho alertó sobre la inconveniencia de que se produjeran filtraciones, según reveló Villarejo, quien indicó que el máximo responsable de los magistrados de instrucción había incluso dado un "tirón" de orejas a Cillán. De la Rosa, además, se quejó ante el funcionario de que él pensaba que su denuncia estaría en "un sitio tranquilo hasta que le viniera bien sacarla".

En concreto, Villarejo le dijo literalmente al empresario: "Yo voy a... o sea, esta mañana se va a hablar con esta señora y se le va a quitar totalmente la jurisdicción, para lo cual necesito un día para hablar con la Audiencia Nacional y que la Audiencia Nacional admita todo el cuerpo, no solamente tu tema, sino los otros temas que tú ya conoces y llevarlos adelante". "Ayer a última hora de la tarde —continuaba el comisario—, se habló con el decano [Armengol] y el decano ya le ha pegado un tirón de orejas y ella ha dicho que ella no, que ella solamente ha hablado con su amiga de tribunales de 'El Mundo', pero que ha sido un comentario inconsciente y tal, por lo cual se le va a terminar probablemente abriendo un expediente en el Consejo General del Poder Judicial por el tema". "Tú me llamas a mí y yo tardo 10 minutos en hacer una llamada y se para cualquier... se para cualquier publicación", añadía el comisario para presumir de que él había conseguido evitar que apareciera nada en los medios sobre la querella contra Pujol.

El abogado de la exmagistrada arguye que los audios publicados por 'moncloa.com' revelan que, efectivamente, el comisario era un experto en tratar de controlar procedimientos judiciales, como pondrían en evidencia los momentos en que se referían a la trama Gürtel, que Villarejo admite haber "preparado" junto al que fuera titular del Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Estos audios grabaron la comida que Garzón y Villarejo compartieron en 2009 con la hoy ministra y entonces fiscal Dolores Delgado y otros cuatro altos mandos de la Policía Nacional.

Diez meses después de la conversación entre Villarejo y De la Rosa, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid condenó a Cillán por un delito de prevaricación a 15 años de inhabilitación por el cierre de la discoteca Moma. La sala entendió que la jueza tomó resoluciones injustas al ordenar la clausura del local para favorecer a una persona con la que mantenía relaciones íntimas de amistad que luego nombró administrador único con un sueldo de 2.500 euros mensuales. "No era sostenible jurídicamente mediante ningún método aceptable de interpretación de la ley", alegó el alto tribunal madrileño.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios