Tras la "catarsis judicial", Mercasa contrata por 59.000 euros un sistema "antisobornos"

La empresa pública, investigada en la Audiencia Nacional por el pago de sobornos, contrata al bufete Ramón y Cajal para que le diseñe un sistema de gestión de riesgos corporativos

Foto: Sede de Mercasa en Madrid.
Sede de Mercasa en Madrid.

La empresa pública Mercasa acaba de adjudicar un contrato por 59.000 euros para que le diseñen e implementen "un sistema de gestión de riesgos corporativos que incluya la revisión, la actualización del modelo de prevención de delitos penales y un sistema de gestión antisoborno". Un contrato de servicios de consultoría que se ha llevado el bufete Ramón y Cajal, presidido en la actualidad por uno de los descendientes del Premio Nobel de Medicina, Santiago Ramón y Cajal. Un trabajo necesario, vistos los antecedentes de esta empresa pública dedicada a los mercados de abastos.

La Audiencia Nacional lleva ya tiempo investigando la trama de corrupción que salpica a Mercasa (operación Trajano), que ha puesto en la picota judicial a sus directivos por el presunto reparto de comisiones ilegales por un total de 20 millones de euros. Este caso tiene su origen en una investigación por sobornos en Defex, otra empresa pública. Ya están imputados altos cargos vinculados al PP, como Pablo González, hermano del expresidente madrileño Ignacio González y exdirector de Operaciones y Estrategia de la empresa pública. Y también directivos colocados por gobiernos del PSOE, como Álvaro Curiel, que fue nombrado en 2007 responsable financiero y de Operaciones por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, con quien le une una estrecha amistad.

De momento, las pesquisas de la Audiencia Nacional han llevado a una auditoría completa de los negocios de Mercasa en Angola, República Dominicana, Argentina y Panamá, aunque también hay indicios en Chile, El Salvador y Senegal. La propia empresa justifica este contrato en la memoria que lo acompaña: "Tras la catarsis sufrida en 2017, y la posterior investigación judicial y el mandato de su comisión de auditoría, Mercasa precisa realizar un contrato de servicios de consultoría para el diseño e implementación del sistema de gestión de riesgos corporativos, incluyendo la revisión y actualización del modelo de prevención de delitos penales, no teniendo personal especializado en la materia".

No hay que olvidar que la investigación sobre la red instalada en la cúpula de Mercasa ha sufrido todo tipo de contratiempos. El 25 de diciembre de 2017, día de Navidad, unos desconocidos entraron en las oficinas de la sociedad y sustrajeron los ordenadores y documentos de la propia secretaria del consejo y de dos trabajadores del área de Internacional que contenían información relacionada con el procedimiento penal. Los supuestos ladrones fueron directamente a determinadas mesas, como si tuvieran claro lo que estaban buscando. Nadie los detectó. La Policía aún no ha conseguido identificarlos.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios