La secretaria de Turismo hace un viaje de Estado a… Cataluña

La visita parece más un viaje de Estado que una simple reunión de trabajo. Así lo ha planteado la secretaria de Turismo, que ha anunciado una visita a Cataluña de dos días

Foto: La secretaria de Estado de Turismo de España, Isabel Oliver (c). (EFE)
La secretaria de Estado de Turismo de España, Isabel Oliver (c). (EFE)

Hay que reconocerle al Gobierno cierta valentía. O ingenuidad, como se prefiera. Después del rapapolvo que se llevó la semana pasada a cuenta de la 'Declaración de Pedralbes', que trataba a la Generalitat de Cataluña como representante de un Estado soberano, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha anunciado con toda formalidad una visita a Cataluña de su secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver.

Lo que sorprende no es la visita, habitual tratándose de un territorio español. Lo singular es la prosopopeya con que se presenta el viaje de la señora Oliver. Según su gabinete de prensa, se trata de un “viaje institucional de dos días a Cataluña” en el que visitará el Ayuntamiento de Barcelona (este confidente no ha podido confirmar si recibirá las llaves de oro de la ciudad) y la Fundación Mas Miró de Tarragona.

Como si se tratara de un asunto de Estado, en el que los tiempos están muy medidos para no perder un minuto, la nota recuerda que “a las 12:30 horas está prevista la reunión con la 'consellera' de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, a la que también asistirán Octavi Bono, director general de Turismo, y David Font, director de la Agencia Catalana de Turismo". Posteriormente, se aclara para que no haya dudas, la secretaria de Estado mantendrá un encuentro institucional con el regidor de Turismo, Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Barcelona, Agustí Colom. Tampoco está claro si habrá traductor, aunque tratándose de una mallorquina es muy probable que no lo necesite.

Es decir, se trata de un viaje institucional más propio de la representante de una delegación extranjera que de una alta funcionaria que, con toda normalidad, tiene la obligación de desplazarse por España en reuniones de trabajo con sus colegas autonómicos. Unas veces con unos y otras con otros. Pero reuniones de trabajo, al fin y al cabo, sin tanta pompa y circunstancia.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios