BBVA: un Corrochano para cada ocasión…

En 2005, en el barrio de Las Tablas y ajenos a toda polémica de espionajes y conspiraciones, Antonio y Juana fundaban una pequeña casa de comidas a la que llamaron... Casa Corrochano

Foto: Francisco González. (Reuters)
Francisco González. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Julio Corrochano fue el jefe de Seguridad Corporativa del BBVA durante la época en que la constructora Sacyr, en connivencia con el Ministerio de Industria de Miguel Sebastián, intentó hacerse con una participación de control en el banco y destituir al entonces presidente ejecutivo, Francisco González (FG). Corrían por aquel entonces los años 2004-2005 y, según la investigación realizada por 'Moncloa.com' y El Confidencial, Corrochano fue una de las piezas clave en la guerra sucia en la que entró el BBVA para defenderse de lo que FG percibió como un ataque a la entidad.

Fue el encargado de contratar al Grupo Cenyt, empresa del comisario José Manuel Villarejo, que espió a mansalva a la clase política, económica y empresarial española. Corrochano, además, aparece en las grabaciones de Villarejo asegurando que despachaba estos asuntos con “el presidente”, que le llamaba cada 10 o 15 días. Entonces la sede del BBVA estaba en el paseo de la Castellana, a la altura de Nuevos Ministerios. No fue hasta 2015 cuando el banco trasladó su sede operativa al barrio periférico de Las Tablas.

Pues da la casualidad de que allá por 2005, en el barrio de Las Tablas y ajenos a toda polémica de espionajes y conspiraciones político-empresariales, Antonio y Juana fundaban una pequeña casa de comidas a la que llamaron... Casa Corrochano. Situada apenas a cinco minutos andando de la sede del BBVA y con un menú del día a 11,90 euros, se ha convertido en uno de los sitios frecuentados por los empleados del banco cuando quieren almozar fuera de la sede.

Este confidente no ha podido degustar los platos de Casa Corrochano, pero los que sí lo han hecho aseguran que se come muy bien y que uno de los habituales es Chechu Biriukov, el exjugador de baloncesto del Real Madrid, que tiene a otro local de restauración a escasa distancia, el Bistró Biriukov. También desconocemos si el propio Corrochano, que dejó el banco en la primavera de 2018, pasó alguna vez por esa casa. Lo que sí podemos casi descartar es que lo hiciese FG.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios