Robles consigue que el vicealmirante Fernández de Córdoba entre en el Guinness

Solo existen dos precedentes de ceses/purga en las Fuerzas Armadas españolas en oficiales superiores de alta graduación

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE)
La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE)

El Tribunal Supremo ha ordenado al Ministerio de Defensa que dirige Margarita Robes que reintegre al servicio y al mismo puesto que desempeñaba antes de la 'purga' al vicealmirante (solo hay ocho en la Armada) Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, descendiente del Gran Capitán.

El pasado mes de agosto, el Consejo de Ministros cesó al vicealmirante de su puesto de subdirector general de Reclutamiento y Orientación Laboral, cuyos “criterios psicológicos” para la entrada en la Armada de unas aspirantes chocaron con los de la directora general, Amparo Valcarce, dirigente del PSOE e íntima amiga de la ministra.

Solo existen dos precedentes de ceses/purga en las Fuerzas Armadas españolas en oficiales superiores de alta graduación. El primero se produjo en 2006, cuando el teniente general Mena criticó abiertamente el Estatut, y el segundo cuando el teniente general José Antonio Beltrán fue condenado por identificaciones falsas en el famoso caso del Yak-42.

El vicealmirante recurrió al Supremo, quien le dio la razón. Pero el ministerio le apartó en tareas burocráticas irrelevantes dentro del departamento. Recurrió de nuevo y el TS ordenó que se le restituyera en el mismo puesto y en las mismas condiciones.

Es la primera vez en la historia de las Fuerzas Armadas (en este caso, también dentro de la Armada) que un oficial superior es mandado a la reserva y luego vuelve a estar en activo.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios