Financiar bicicletas eléctricas y otras ideas de la banca para mejorar su imagen

Las dos patronales de la banca están cada vez más activas en intentar recuperar parte de la reputación perdida en la última década

Foto: Bicicletas eléctricas en Madrid. (EFE)
Bicicletas eléctricas en Madrid. (EFE)

Las patronales de la banca no suelen aparecer juntas en escena, pero esto está cambiando con la nueva estrategia orientada a la mejora de su reputación. Las asociaciones de las antiguas cajas (CECA) y de los bancos veteranos (AEB) celebraron este jueves un evento bajo el título 'Principios de banca responsable y su impacto en la sociedad'.

El encuentro se celebró en la casa de CECA, en un auditorio con capacidad para 160 personas y tres cuartas partes de entrada, que dirían los futboleros —aunque fue menguando a lo largo de la mañana—. El cuartel general de la patronal que lidera Isidre Fainé, antiguo jefe de Caixa, está en la calle madrileña de Caballero de Gracia, junto a Gran Vía y en pleno Madrid Central, el corazón de la herencia anticontaminación de Manuela Carmena que podría tener los días contados.

Aun así, las entidades quieren adherirse a una imagen favorable al medio ambiente, como han profundizado los portavoces de los banqueros: habrá una transición a una economía más limpia, aunque “no sabemos cuánto durará, dependerá del avance de la tecnología y la voluntad de los políticos”. "Cada vez hay más bicicletas eléctricas y patinetes eléctricos, lo que es otro posible negocio para financiar", aseguró una ejecutiva de la gran banca, como ejemplo de la evolución de la sociedad.

El mensaje aún es difuso por novato, pero los bancos podrán tratar de concretarlo trabajando con las agencias Thinking Heads y Eurocofin, a las que han fiado la lucha por su reputación junto a Román y Asociados. “La construcción de una economía más sostenible será clave en la próxima década: la sostenibilidad en todas sus dimensiones sociales y ambientales debe convertirse en parte integral de nuestra economía”, aseguró José María Méndez, director general de CECA.

En cualquier caso, la banca tiene que ocuparse de “los riesgos, y los asociados al cambio climático son importantes y complejos por la imprecisión en la distribución de probabilidades”, recordó el veterano y prestigioso economista Emilio Ontiveros, quien pidió a los bancos que sitúen en el centro de la gobernanza los principios de sostenibilidad, y “no solo en departamentos marginales”, refiriéndose a los de Responsabilidad Social Corporativa.

En Europa, está encima de la mesa que la ponderación de los riesgos de los balances bancarios o el capital necesario acorde a la financiación otorgada dependa de si esta es más o menos amistosa con el medio ambiente. Esto es, “factores de penalización e incentivación”, señaló Roldán, presidente de la AEB, aunque añadió que “aún no se han empezado a estudiar”. Pero para cuando lo hagan políticos y supervisores, la banca quiere mostrarse verde.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios