La reina Letizia y los bollos preñaos poco sostenibles del centro de la FAO en Valencia

Los organizadores del acto de apertura del Centro Mundial para la Alimentación Sostenible en Valencia no estuvieran acertados con el 'catering' que se sirvió a los presentes

Foto: La reina Letizia preside la presentación del Centro Mundial para la Alimentación Sostenible. (EFE)
La reina Letizia preside la presentación del Centro Mundial para la Alimentación Sostenible. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La reina Letizia inauguró el lunes el Centro Mundial para la Alimentación Sostenible (CEMAS) en Valencia. La nueva oficina, producto de un acuerdo entre el ayuntamiento y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), quiere convertirse en referencia en la investigación y promoción de prácticas sostenibles de nutrición y abastecimiento de alimentos de las ciudades del planeta.

Es un reto mayúsculo, el de evitar un colapso en el suministro de comida a las grandes concentraciones humanas. Las ciudades acogerán en 2050 casi al 70% de la población y el desafío ya no es solo medioambiental y productivo, sino también de salud. El hambre está muy presente en muchas urbes del tercer mundo, al igual que cientos de millones de personas sufren problemas de obesidad y sobrepeso por consumir una dieta no saludable en los países desarrollados.

El CEMAS pretende investigar y poner encima de la mesa soluciones a esas problemáticas. La sede valenciana se inauguró por todo lo alto, con la presencia de la Reina, embajadora de la FAO, y autoridades como el alcalde de la ciudad, Joan Ribó; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el Nobel de la Paz de 2007, Edward Rubin; la activista Vandana Shiva; o el director general de la FAO, José Graciano da Silva. Sin embargo, pese al brillo de los focos, el centro cuenta todavía con recursos más bien modestos, algo menos de medio millón de euros de presupuesto, cuatro funcionarios y un par de despachos en el edificio de La Base en la Marina de Valencia, según publicaba 'Levante-EMV'.

Y si de predicar con el ejemplo se trata, tampoco es que los organizadores del solemne acto de apertura estuvieran acertados con el 'catering' que se sirvió a los presentes. Tras los mensajes de sostenibilidad en la alimentación, nutrición equilibrada y lucha contra la obesidad, se ofreció a los presentes un variado surtido de bollos preñaos, bocadillitos de embutidos con tomate y otros aperitivos ricos en grasas saturadas e hidratos de carbono que seguro que ayudaron a llenar el estómago en el momento pero que requerirán de unas cuantas sesiones de ‘gym’ para quien quiera rebajar el colesterol y los niveles de glucosa.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios