La pica que le falta a Piqué

El jugador del Fútbol Club Barcelona se llevó más de 350.000 euros en un torneo de póquer en el Casino de Barcelona, pero no se fue a casa con buen sabor de boca por no haber ganado

Foto: Gerard Piqué, en el torneo de póquer y, a su izquierda, el trofeo en forma de pica. (N Stoddart)
Gerard Piqué, en el torneo de póquer y, a su izquierda, el trofeo en forma de pica. (N Stoddart)

El pasado lunes, Gerard Piqué salió del casino de Barcelona con 352.950 euros. Su habilidad en el mundo del naipe le llevó a quedar segundo en uno de los torneos que forman el mayor festival de póquer del mundo fuera de Las Vegas, concretamente en el torneo cuya inscripción costaba 25.000 euros.

No era la primera vez que el central catalán se pasaba por las mesas de la sala de juego barcelonesa. En su historial, acumula ya 576.100 euros ingresados en torneos en vivo, una cantidad suficiente para colocarse entre los 30 españoles que más dinero han ganado jugando a torneos de póquer en vivo.

Piqué saluda a Juan Pardo, ganador, tras la última mano. (N. Stoddart)
Piqué saluda a Juan Pardo, ganador, tras la última mano. (N. Stoddart)

Pese a que su ya considerable cuenta corriente había crecido fruto de su habilidad en las mesas, Piqué se marchó a casa con mal sabor de boca. Quería ganar. Y no tuvo problemas en decirlo en voz alta, haciendo una referencia a su igualmente abultado palmarés futbolístico.

"Tengo cuatro Champions, pero me falta una pica", dijo, en referencia al trofeo que se hubiera llevado en caso de ganar y que tiene forma de pica, ya que ese es el logo de PokerStars, casa de juego que organizaba el festival.

Ese comentario que Piqué le hizo al ganador, el malagueño Juan Pardo, fue recibido con risas entre los presentes, en su mayoría periodistas especializados y miembros del equipo responsable de la buena marcha del evento.

Precisamente el duelo entre ambos fue bastante breve, aunque habían compartido mesa durante horas. Después de eliminar al tercer clasificado, todas las fichas acabaron en el centro de la mesa en un duelo que no podía estar más igualado: el A9 de Piqué se llevaría la mano el 50% de las veces, mientras que la pareja de doses de Pardo lo haría la otra mitad de las ocasiones. Salió cruz para Piqué.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios