Las primeras medidas de Lagarde en el BCE: acabar con los acrónimos

La presidenta del BCE ha ordenado que se dejen de usar acrónimos en el día a día del Banco Central Europeo para acelerar su adaptación

Foto: La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Reuters)
La presidenta del BCE, Christine Lagarde. (Reuters)

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, va a hacer tres semanas en el cargo. Y, lejos de lo que pudiera pensarse, su primera batalla no ha sido aplacar los ánimos del consejo de gobierno por las últimas medidas de política monetaria, ni lanzar mensajes de tranquilidad al mercado, sino acabar con los acrónimos en el día a día de la institución.

Así, la nueva presidenta se ha enfrentado nada más llegar al cargo con un laberinto de siglas imposibles de descifrar. Solo en el ámbito bancario, se usan a diario términos como el TLTRO y LTRO (subastas de liquidez), MREL (colchón anticrisis) y SREP (decisión de capital), que Lagarde y el resto de profesionales conocen.

Pero por debajo de estos hay cientos de acrónimos que podrían hacer más difícil el acople de la nueva presidenta, recién aterrizada desde Washington, donde dirigía el FMI.

Superado este 'escollo', Lagarde tendrá que reconducir la unidad del consejo de gobierno, que se dividió en las últimas reuniones sobre tipos de interés.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios