Los enchufados de la cumbre del clima en el Teatro Real

La dirección ha tenido que hacer malabarismos para atender las solicitudes procedentes de participantes en el COP25, interesados en completar su jornada con una sesión de ópera

Foto: Ensayo de la ópera 'El pirata'. (EFE)
Ensayo de la ópera 'El pirata'. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura1 min

Houston, tenemos un problema. Estos días que Madrid es punto de atención y reunión de personalidades con motivo de la cumbre del clima, hay efectos colaterales insospechados, más allá del auge en restaurantes y hoteles de la capital. Y en el Teatro Real lo saben en sus propios carnes.

Esta semana, la dirección de coliseo operístico ha tenido que hacer malabarismos para atender las solicitudes procedentes de participantes en el COP25, desde presidentes de Gobierno a primeros ejecutivos de multinacionales, interesados en completar su jornada con una sesión de ópera.

Por si fuera poco, el calendario ha querido que el evento internacional que se celebra en Ifema coincida con el estreno de la obra 'El pirata', una de las representaciones más esperadas, que ya había generado gran expectación entre el público más fiel a la programación del Teatro Real.

Pocas veces platea, patio y palcos han estado tan ocupados por espectadores de paso. Por suerte para el equipo gestor, este pico de compromisos tiene fecha de caducidad, porque la gestión de las solicitudes ha llegado a comprometer la capacidad del Real para absorber tanto (auto)invitado.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios