El secretario de Estado de Seguridad Social le hace un retrato a Pepe Álvarez

El nuevo equipo de la Seguridad Social comienza las reuniones con los agentes sociales para diseñar la que será la gran reforma del nuevo Gobierno: la de las pensiones

Foto: El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. (EFE)
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El nuevo equipo del Ministerio de Seguridad Social, liderado por José Luis Escrivá, comenzó el lunes las reuniones con los agentes sociales para perfilar la futura reforma de las pensiones. La primera cita fue con Pepe Álvarez, secretario general de la UGT, que no solo se llevó una buena impresión del nuevo equipo ministerial, también se llevó un retrato. Se lo hizo el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, aficionado al dibujo, quien publicó en su cuenta de Twitter la obra una vez finalizada la reunión. El retrato de Pepe Álvarez es inconfundible, en buena medida por el fular que siempre acompaña al líder sindical.

Arroyo acudió a la reunión acompañando al ministro Escrivá, y también asistió Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT. El encuentro fue una primera toma de contacto y en ningún momento se produjeron avances en las negociaciones. Apenas fue un intercambio de opiniones en el que el secretario general del sindicato dejó muy clara una línea roja: la total derogación de la reforma de pensiones aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2013.

[Sánchez y Casado rompen los últimos puentes y dejan las instituciones sin renovar]

Escrivá y Arroyo continuarán durante estas semanas con las reuniones de toma de contacto y recibirán en el ministerio a los representantes de CCOO y de la CEOE. Se cerrará así la primera toma de contacto, a la que seguirá el diálogo social para abordar la reforma pendiente del sistema de pensiones. En paralelo, el martes comenzará a funcionar la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados, en la que PSOE y Podemos liderarán las negociaciones para buscar un gran acuerdo que permita apuntalar el sistema público de pensiones.

Ambas instituciones trabajarán en paralelo para alcanzar un acuerdo lo antes posible. Ya está descontada la derogación de la reforma de 2013, básicamente porque el factor de sostenibilidad ha quedado pospuesto y el índice de revalorización ya no se aplica. Sin embargo, ahora queda por decidir la parte complicada: ¿cómo se financiará todo el gasto que va a generar? O mejor, ¿quién lo va a financiar?

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios