Fallos de sonido y anécdota sobre la Policía: el estreno de las videollamadas de Moncloa

El Gobierno permite por primera vez las preguntas en vivo. Pero en plena rueda de prensa se cuela un "¡No tengo la culpa de que no tenga estudios y se meta a policía!". La frase no tiene padre conocido

Foto: Los ministros Salvador Illa y José Luis Ábalos, en el estreno del sistema por videoconferencia de la Moncloa, este 6 de abril. (Pool Moncloa)
Los ministros Salvador Illa y José Luis Ábalos, en el estreno del sistema por videoconferencia de la Moncloa, este 6 de abril. (Pool Moncloa)

—Si les parece, ministros, pasamos al turno de preguntas. Hoy van a preguntar [los integrantes de] una lista de medios, siguiendo un método consensuado con las principales asociaciones de periodistas, profesionales del sector, medios de comunicación y colegios. Comenzamos por 13TV. Esperamos que la sincronización técnica sea correcta...

En la sala de prensa de la Moncloa, la que tantas veces ven ahora por la tele, vacía de periodistas desde poco antes de la declaración de alarma, se hace el silencio tras las palabras del secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver. Es lunes, 6 de abril de 2020, cerca de las dos de la tarde. En sus atriles, los titulares de Sanidad y de Transportes, Salvador Illa y José Luis Ábalos. En la pantalla que tienen a su derecha, se proyectan las imágenes de 10 periodistas. Cinco de los llamados habituales, los que cubren cotidianamente la información de la Moncloa, y otros cinco agregados al chat habilitado por el Gobierno a raíz de la emergencia sanitaria del coronavirus. Se estrena el sistema. Videoconferencia en directo, por la que tanto habían batallado en estas semanas periodistas y asociaciones. Es la primera vez que se pone en marcha la videollamada. Sin que Oliver, por tanto, conozca las preguntas que se van a dirigir, ni tampoco obviamente los ministros. Sin selección previa. Los cinco primeros han sido elegidos por los informadores habituales tirando de una lista, los cinco segundos por sorteo.

Tras unos aparatosos segundos de silencio [minuto 27], y una duplicación de la imagen de los periodistas, pregunta la informadora de Trece, Raquel Caldas. Tanto a Illa como a Ábalos. Ambos responden, y sin mayores problemas. El titular de Sanidad es interrogado por los test rápidos, y el de Transportes, por los Pactos de la Moncloa, ocasión que el también secretario de Organización aprovecha para meter presión a la oposición.

Y entonces llega el momentazo de la rueda de prensa.

—Vamos a pasar al siguiente turno —introduce el secretario de Estado—. Es 'Redacción Médica' quien pregunta. Os recuerdo, compañeros, que han de estar activos vuestros canales de sonido. Adelante.

Se oye un cierto barullo en la señal que se proyecta en el plasma de la sala. Y entonces, una voz masculina...

—¡Yo no tengo la culpa de que usted no tenga estudios y se haya tenido que meter a policía!

En imagen, una Raquel Caldas sorprendida. Y en la sala, una media sonrisa en los labios de Ábalos.

Fallos de sonido y anécdota sobre la Policía: el estreno de las videollamadas de Moncloa

—¿Perdón, 'Redacción Médica'? Adelante, 'Redacción Médica'... Jesús, pregunta —interrumpe Oliver, sorprendido, como todos.

—Sí, hola, ¿qué tal? [Aquí] 'Redacción Médica'. Ministro Illa, le queríamos preguntar...

A partir de ahí, todo fluye más o menos. A veces, a trompicones. Duele el estreno. Aunque no es extraño cuando se pone en marcha a pelo un nuevo sistema. Mariona Ferrer, redactora del diario catalán 'Ara', intenta en varias ocasiones entrar. Pero no hay manera. No se la oye. Así que la rueda de prensa concluye tras nueve turnos de los periodistas, y no los 10 previstos.

Pero ¿qué había pasado con ese "¡yo no tengo la culpa de que usted no tenga estudios y se haya tenido que meter a policía!" que se pudo escuchar con nitidez? Misterio. Nadie quiso apadrinar la frase que sorprendió en la Moncloa y fuera de ella, a los periodistas que seguían la comparecencia. Los chats ardían. ¿Qué había sido eso?

Poco después, a las 15:27, en su canal de Twitter, Jupol —el sindicato mayoritario de la Policía— y su asociación matriz, Jusapol, denunciaron lo que había ocurrido en la comparecencia y pidieron cuentas por lo ocurrido. "Bochornoso y avergonzante el comentario que se ha escuchado (...). Exigimos una explicación a la Moncloa", escribió el movimiento que aúna a policías y guardias civiles. "¡Pedimos explicaciones y disculpas inmediatas por el comentario! ¡Interior debe actuar!", bramaba Jupol en la red social, poniendo a la vez la lupa en 'Redacción Médica'.

El periódico sanitario tuvo que salir al paso de las sospechas. "Redacción Médica' quiere manifestar que aunque era su turno de pregunta —explicó la publicación en su web—, la señal que emite la Moncloa no tenía pinchado al periodista de este diario, que en ningún caso ha emitido ningún comentario ofensivo. Segundos más adelante, cuando la realización de la Moncloa le ha dado paso abriendo el canal a 'Redacción Médica', el periodista ha formulado la pregunta correspondiente". A las 15:31, Jupol se daba por satisfecho: "Entendemos que 'Redacción Médica' NO [sic] es el responsable del comentario, ya que pese a darles paso Miguel Ángel Oliver no tenía el canal aún abierto". El sindicato se reiteraba en pedir explicaciones a Interior para que actúe "de inmediato" y que "el culpable pida disculpas de forma urgente".

La anécdota seguirá siendo por ahora un expediente X. No se sabe qué ocurrió.

Los ministros del Interior y de Justicia, Fernando Grande-Marlaska y Juan Carlos Campo, este 6 de abril de 2020 durante la rueda de prensa telemática en la Moncloa. Al fondo, los periodistas conectados en videoconferencia. (Pool Moncloa | José María Cuadrado)
Los ministros del Interior y de Justicia, Fernando Grande-Marlaska y Juan Carlos Campo, este 6 de abril de 2020 durante la rueda de prensa telemática en la Moncloa. Al fondo, los periodistas conectados en videoconferencia. (Pool Moncloa | José María Cuadrado)

Por la tarde, nueva rueda de prensa, esta vez de los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de Justicia, Juan Carlos Campo. Transcurre sin incidencias ni problemas de sonido. La periodista del 'Ara' Mariona Ferrer recupera el turno perdido de la mañana y puede preguntar sin sobresaltos. La técnica se ajusta. Incluso hubo que cambiar a ultimísima hora a uno de los periodistas habituales, que no lograba conectarse a la página habilitada por la Moncloa, por otro de la lista y no hubo dificultades en incluirle con la rueda de prensa en marcha. Satisfacción, por ahora, en la profesión tras una batalla ganada. Aunque no se reproduzcan totalmente las condiciones de una comparecencia normal en la Moncloa. Aunque ya (casi) nada sea normal a estas alturas, en estos tiempos largos y oscuros del Covid-19.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios