El lapsus de la ministra González Laya con un tuitero soez
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

El lapsus de la ministra González Laya con un tuitero soez

La titular de Asuntos Exteriores quiso dar las gracias en Twitter a Saeb Erekat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina, pero la cosa no salió del todo bien

Foto: Rueda de prensa sobre el coronavirus del pasado 3 de abril. (EFE)
Rueda de prensa sobre el coronavirus del pasado 3 de abril. (EFE)

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, tuvo un pequeño lapsus social el pasado viernes. Tras hablar con Saeb Erakat, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), quiso tener un detalle de cortesía diplomática tuitera y ella, o alguien de su equipo, escribió el siguiente mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

placeholder Tuit borrado de la ministra de Asuntos Exteriores
Tuit borrado de la ministra de Asuntos Exteriores

"Conversación con @SaebErekat sobre perspectivas de proceso de paz y la necesidad de evitar cualquier medida que perjudique la solución de dos Estados, Israel y Palestina, viviendo en paz y seguridad. @MAECgob".

Hasta ahí, todo normal. Parece. Pero no. El problema es que la cuenta del señor Erakat no es la que mencionó la ministra (@SaebErekat) sino otra distinta (@ErakatSaeb). Con tan mala suerte que la cuenta mencionada en el tuit original era una cuenta parodia, creada en 2009, cuyo objetivo parece ser mofarse del señor Erakat. Y con bastante mal gusto.

Un vistazo a los últimos tuits de esa cuenta parodia no deja lugar a dudas: habla de azotes en el trasero a Yasir Arafat, secretario general de la OLP hasta su fallecimiento en 2004, o referencias a un festival de pornografía pedófilo.

Hay que decir que la reacción fue rápida y el tuit fue borrado al poco tiempo de publicarse. A las 20:42 se lanzó el primer mensaje con la mención a la cuenta parodia y a las 21:09 ya estaba el tuit con la cuenta corregida. Pero ese breve periodo de tiempo fue suficiente para que alguien capturase esa imagen. Un desliz lo tiene cualquiera.

Arancha González Laya