Sanidad se percata de que tiene a 600 teletrabajadores expuestos a otro virus

El Gobierno tramita de emergencia la compra de licencias informaticas tras darse cuenta de que está operando en pleno estado de alarma sin cumplir con las recomendaciones de ciberseguridad

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Houston, tenemos un problema. Algo así debió pensar a primeros de abril el jefe del área de tecnologías de la información del Ministerio de Sanidad. Con la que estaba cayendo, el técnico se vio obligado a tramitar de emergencia la compra de 600 licencias informáticas para 600 empleados del Ingesa que por el obligado confinamiento de la población tuvieron que desempeñar su trabajo desde casa.

Con el despliegue de escritorios virtuales, los responsables del ministerio consideraban que la situación que mantenían "no era recomendable por motivos de seguridad". Dicho de otro modo, además del covid-19, estaban expuestos a otro virus del mundo virtual. El Ingesa es el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria. Ha sido el encargado nada menos que de gestionar la compra por cientos de millones de euros del material sanitario crítico que necesitaban los hospitales... Como para que en medio de tan importante tarea aparezca un 'hacker'.

[Consulte aquí la resolución de compra de protección informática del Ministerio de Sanidad]

"No cabe otra solución, pues urge disponer de los 'tokens' [sistema de acceso a datos e información sensible de forma segura] para cumplir con las recomendaciones de seguridad y reducir el riesgo de que se comprometa la seguridad de la plataforma Citrix de teletrabajo", señalaba el jefe de IT del ministerio dirigido por Salvador Illa para justificar el desembolso de 18.135,48 euros.

Tuvo que dar prioridad de instalación de estas licencias para aquellos teletrabajadores en situaciones más críticas en atención de la crisis sanitaria, reza la resolución del Gobierno. Y es que en tiempos de pandemia, si algo hemos aprendido, es que más vale prevenir que curar. Y es que los virus, también los del mundo digital, pueden traer consecuencias catastróficas. Luchar contra el coronavirus en los hospitales ya es suficiente por ahora para Sanidad. 18.000 euros no es dinero para evitar epidemias en el universo virtual.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios