Javier Botín vuelve a salvar sobre la campana a Villar Mir
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Javier Botín vuelve a salvar sobre la campana a Villar Mir

Ya tiene pignorada su colección de arte

placeholder Foto: Juan Miguel Villar Mir, en el funeral por la infanta Pilar de Borbón. (EFE)
Juan Miguel Villar Mir, en el funeral por la infanta Pilar de Borbón. (EFE)

Desde hace años, Juan Miguel Villar Mir solo se dedica a refinanciar deudas. La última ha sido la de Ferroglobe, la cotizada en el Nasdaq, donde la familia tiene que aportar nada menos que 17 millones de euros para no perder la mayoría (53%) de la compañía de ferroaleaciones.

Y como en otros de los últimos apretones, el prestamista de última instancia que ofrece liquidez a los Villar Mir es el financiero Javier Botín (JB Capital). El pequeño de la saga sigue cerca del que fuera consejero del banco y gran socio/cliente de su padre, Emilio Botín.

Las tensiones de liquidez son tales que la familia ha visto diluirse su participación en OHL hasta un 7% tras la última reestructuración en marcha. La prioridad de los Villar Mir pasa por jugarse parte del patrimonio que aún les queda en la compañía, donde todavía tienen el control.

Las apreturas son tales que el propio Javier Botín ya les ha financiado antes a cambio de pignorar su colección de arte, una de las más importantes del país. Y viendo el rumbo menguante de su imperio, no sería extraño que los Goya terminaran en las paredes del nuevo palacete de JB Capital.

Juan Miguel Villar Mir Emilio Botín Deudas Nasdaq Ferroglobe