Joan Canadell o cómo tener varias gasolineras y ser a la vez adalid ecológico
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

Joan Canadell o cómo tener varias gasolineras y ser a la vez adalid ecológico

El flamante fichaje de JxCAT en las recientes elecciones catalanas llegó al Parlament en un patinete eléctrico. Él mismo se postuló como ejemplo de respeto al medio ambiente pese a su actividad empresarial

placeholder Foto: Joan Canadell. (EFE)
Joan Canadell. (EFE)

No solo de contaminante gasolina vive el polifacético Joan Canadell, el fichaje estrella de Junts per Catalunya (JxCAT) en las últimas elecciones autonómicas del 14 de febrero. Sin embargo, el polémico diputado, que hasta hace poco era presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, tiene una red de seis gasolineras (más otras cuatro, propiedad de uno de sus socios) con las que ha amasado una pequeña fortuna y con las que contribuye a hacer propaganda del ‘procés’ y de la independencia. Su compañía, Petrolis Independents, es una de las que apoyan y sufragan la nueva ‘identidad digital republicana’ o ‘DNI republicano’ que vende desde Waterloo Carles Puigdemont. Este negocio es el que le da de comer. Emplea a una quincena de personas (la mayor parte de ellas, en las empresa auxiliares que abastecen de productos sus tiendas o que se dedican a la limpieza de las mismas).

El flamante diputado dispone de otros ingresos. Según la declaración de bienes depositada en el Parlament de Cataluña, es administrador de Petrolis Independents, de Petrolis Independents Torruella y de Iniciatives Canadell, la empresa con la que se presentó a las elecciones de la Cámara de Comercio. Además, tiene dos vehículos de alta cilindrada, comprados en 2016 y 2019 (una de sus excentricidades fue colocar, durante un tiempo, una careta de Puigdemont en el reposacabezas del asiento del copiloto en sus vehículos).

Foto: El presidente de la Cambra de Barcelona, Joan Canadell. (EFE)

Pese a ello, el pasado 27 de mayo, llegó al Parlament conduciendo un monociclo, un vehículo de movilidad personal eléctrico de una sola rueda. Curiosamente, la imagen fue captada por una cámara estratégicamente situada a la entrada del recinto del parque de la Ciutadella, donde se ubica la sede del Parlament.

La anécdota fue ampliamente difundida por redes sociales y por plataformas internas del independentismo achacándola al ecologismo y al cambio de ciclo de JxCAT. “Rápido y verde al mismo tiempo”, decía el también diputado Salvador Vergès, del mismo partido, que teóricamente fue el que grabó por ‘casualidad’ la entrada. “¡Un 'crack' fuera del campo!”, apostillaba sobre Canadell. Ambos diputados se complementan a la perfección, Vergès invitó a Canadell a algunos actos de precampaña electoral en sus tierras de Girona. Y Canadell reproducía este fin de semana un vídeo sobre un 'pollino' trotando, que acaba de nacer en la casa familiar de Vergès.

¿Ecologismo?

El propio expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona se hacía eco de la ‘noticia’: “Hemos de hacer un Parlamento del siglo XXI, a todos los niveles”, decía antes de colgar el icono de una cara guiñando un ojo. También colgaba otro mensaje hablando de sí mismo en tercera persona: “Joan Canadell, entrada en el Parlament en vehículo ecológico de una sola vía”, decía. Adjuntaba una información con una gran foto suya del diario independentista ‘El Nacional’: “Joan Canadell, espectacular entrada en el Parlament en vehículo ecológico”, titulaba el diario, subrayando que no había entrado con coche oficial (en realidad, los diputados no tienen coche oficial), sino con una ‘e-wheel’.

Canadell no solo vende artilugios como el que hizo servir para llegar al Parlament, sino que también los alquila y organiza rutas por toda Cataluña. Los precios no son precisamente baratos: el monociclo más barato cuesta 500 euros, aunque recomienda para ciudad el modelo X8, cuyo precio asciende a 700 euros, que llega a 18 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 23 kilómetros. En su página de Facebook, la empresa advierte de que estos artilugios “son mucho más pequeños y ligeros que los ‘segways’, una apuesta que no ha acabado de triunfar”. Advierten de que son fáciles de transportar, como una maleta, y que pesan “unos nueve kilos”, pudiendo dejarlos bajo el asiento de un tren o llevarlos en una mochila.

En total, su compañía comercializa siete modelos. Vende, por ejemplo, uno para distancias medias que cuesta 680 euros y se conoce como modelo Q1. El V3S, con conectividad por Bluetooth y luz, se eleva hasta 995 euros; el Q3, para distancias largas (tiene autonomía de hasta 65 kilómetros), cuesta 1.000 euros; el MCM4 (llega a 27 kilómetros por hora y tiene batería para 30 kilómetros) cuesta 1.190 euros, y el MSuper680, la ‘joya de la corona’, alcanza los 40 kilómetros por hora y tiene autonomía para 60 kilómetros, aunque su precio llega a 1.750 euros.

Foto: Una gasolinera de Petrolis Independents. (P. I.)

Canadell llegó como número tres (en realidad iba de número dos, detrás de Laura Borràs en la lista, ya que Carles Puigdemont encabezó la candidatura con la intención de renunciar luego a su acta de diputado) porque ganó las primarias de esta formación independentista cuando ni siquiera era militante del partido (se afilió el pasado 16 de abril).

En la precampaña, enseguida se hizo notar, hasta el punto de que los servicios de comunicación de JxCAT acallaron toda su actividad con el fin de que no hiciese sombra a la propia Laura Borràs ni a Puigdemont.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cámara de Comercio Independencia de Cataluña Ecología Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda