Es noticia
El pique de Ferreras con Moncloa por preferir a la competencia
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por
EC

El pique de Ferreras con Moncloa por preferir a la competencia

No le apretó demasiado Ferreras a Sánchez, desde luego no tanto como a su jefe de gabinete en el reservado de Saddle

Foto: Antonio García Ferreras, en 'La Sexta columna'. (Atresmedia Televisión)
Antonio García Ferreras, en 'La Sexta columna'. (Atresmedia Televisión)

Restaurante Saddle de Madrid. 3 de septiembre. En un reservado de la planta superior comparten mantel el director de La Sexta, Antonio García Ferreras, y el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Óscar López. El periodista, volcado en la nueva temporada televisiva, le reclama al colaborador del presidente un trato preferente para la cadena. Entre sus comentarios, aflora la rivalidad entre los medios por sacar la mejor información del Gobierno. "Estoy harto de que se lo filtres todo a la SER", le espeta el conductor de 'Al Rojo Vivo'. Hay pique por las exclusivas ajenas.

¿Tomó nota el director del gabinete de Moncloa? No sabemos si hay causa-efecto, pero lo cierto es que Sánchez acudió anoche a La Sexta para ser entrevistado en 'prime time' por Ferreras y el lunes estará en la SER con Àngels Barcelò. Era un bonito día para sentar al presidente y secretario general de los socialistas, por el culebrón sobre la luz, por el alumbramiento del pacto con el PP en torno a los órganos constitucionales, excluido el CGPJ, y porque el PSOE arranca esta tarde su congreso federal en Valencia. Cierto es que las conclusiones de esta importante cita socialista las sacará el presidente en la radio de Prisa, aunque Ferreras siempre podrá decir que él lo entrevistó antes.

No le apretó demasiado Ferreras a Sánchez, desde luego no tanto como a su jefe de gabinete en el reservado de Saddle. Ni por el cambio del decreto sobre la luz. Ni sobre Iván Redondo, que venía de 'rajar' contra su exjefe horas antes en Antena 3. Ni tampoco sobre Yolanda Díaz, la gran rival interna que resta enteros al líder socialista. Fue más bien un intercambio amable. Tanto, que un monclovita comentó confidencial a este diario: "Ha sido un masajito".

Moncloa LaSexta
El redactor recomienda