Lo de falsear el CV ya lo inventó '¡Hola!'

Los que salen en las revistas del corazón se parecen mucho a los políticos: quieren aparentar algo que no son, cuando no nos hace ninguna falta

Foto: Isa Pantoja. (Telecinco)
Isa Pantoja. (Telecinco)

En plena búsqueda de currículos hinchados de los políticos, a muchos se les ha pasado por alto que Isabel Pantoja, la diva viva que nos queda, también ha engordado el de su heredera. “Mi hija tiene el título para dar clases de inglés. Es profesora y se puede ganar la vida perfectamente. No lo ha querido hacer”, dijo en la llamada de más de una hora que le hizo a 'Sálvame' el viernes pasado. Y resulta que la niña parece que no tiene ni el Advance, así que lo de las clases ha debido ser un sueño, como el de Resines en 'Los Serrano'.

Los que salen en las revistas del corazón se parecen mucho a los políticos: quieren aparentar algo que no son, cuando no nos hace ninguna falta. En el hemiciclo viste mucho tener un máster, un doctorado y una estancia en Harvard, provincia de Aravaca, como si eso fuera incompatible con ser un gestor nefasto, no haberte llamado el Altísimo por el camino de la oratoria o ser directamente un mastuerzo. En mi pueblo eso es “ser un wannabe”.

Viste mucho tener un máster, un doctorado y una estancia en Harvard, provincia de Aravaca, como si eso fuera incompatible con ser un gestor nefasto

En la prensa rosa tienen una habilidad especial para los eufemismos y los 'upgrade' curriculares. Llaman “empresarios de la noche” a los propietarios de una discoteca, hablan de estilismo “peculiar” u “original” cuando quieren decir que alguien va hecho un mamarracho y falsean con alegría el perfil de LinkedIn, como cuando quieren que nos tomemos en serio el trabajo de cachorras de la aristocracia a las que curiosamente no les da por hacer un posgrado, ni siquiera estudiar ADE, sino por promover eventos en las posesiones familiares o la moda.

El '¡Hola!' de esta semana tiene uno de los mejores titulares que recuerdo: “Alessandra y Christian de Hannover. Los príncipes ya no van en carroza… ahora van en patinete”. Aunque lo que me encuentro en la portada es una puesta de largo, que es algo que nunca he tenido, como tampoco una pedida de mano, y eso que llevo 15 años casada. Será que en mi familia somos más de resolver, un poco como lo de Pedro Sánchez para aprobar los Presupuestos.

Tana Rivera es una de las nietas de la duquesa de Alba; Tana viene de Cayetana, y no sabemos muy bien a lo que se dedica, porque lleva varias selectividades suspendidas. La madre dijo una vez una cosa preciosa, algo así como que lo que importa es que sea una buena persona. Eso es muy importante, pero que agarre un libro con ganas también. Que aprenda de Tamara Falcó, otra de las habituales, que estudió 'communications', aunque nadie haya conseguido hasta ahora saber dónde. Albert, con estas dos tienes material para investigar.

A Tana, por cierto, le regalaron por su mayoría de edad un caballo llamado Garbancero y un cerdito envuelto en pañales. A ver dónde meto yo eso en mi piso de dos habitaciones. Quita, quita.

Es posible que Carmen tenga el mismo nivel de estudios que Adriana Lastra. La diferencia es que la duquesa de Franco ha tenido más oportunidades

También viene en las revistas Victoria Federica, la hermana de Froilán, que son una pareja de hermanos Borbones a los que no parece que la vocación les haya llevado a sacarse una cátedra de Álgebra, aunque igual Villarejo tiene por ahí un contacto que te la consigue a precio de amigo. Victoria se abraza a un torero que se llama Gonzalo Caballero pero que juro que no tiene nada que ver conmigo. Y una señora que se llama, atención, Vallivana de la Figuera, a la sazón condesa de Vega Florida y que, albricias, es diseñadora de jardines. Diseñar jardines es un oficio dignísimo, pero no sé yo si da para tener el casoplón que luce en Ginebra.

Aunque una de mis favoritas siempre será Carmen Martínez-Bordiú, la misma que afirmó una vez que no ha trabajado en su vida. Es posible que Carmen tenga el mismo nivel de estudios que Adriana Lastra, esa señora de la que tanto nos mofamos porque igual no pase del bachillerato. La diferencia es que la duquesa de Franco (de no dar crédito que exista semejante título) ha tenido muchísimas oportunidades, todas diría yo, de hacer algo en la vida. Al menos otra Carmen, de apellido Lomana, amenaza con presentarse para alcaldesa de Madrid. Y yo sin casa en Portugal, como la Bordiú, y sin patinete.

Ideas ligeras
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios