La política y las baldosas

Era el día de San Isidro, y tocaba bailar un chotis. Una señora lo resumía en la pradera. “La mujer tiene que hacer que el hombre se mantenga”

Foto: Candidatos del PP en la pradera de San Isidro. (EFE)
Candidatos del PP en la pradera de San Isidro. (EFE)

Una mujer, Isabel Díaz-Ayuso, tiene que hacer que un hombre, Pablo Casado, se mantenga. De eso va el 26 de mayo, y ambos, en la pradera, estaban trabajando en ello, que diría ese expresidente del que usted me habla y al que usted esconde.

Y las encuestas, como la que ayer publicó el diario El Mundo, le dicen a los populares que gobernar cuatro años más en la comunidad de Madrid es tan difícil como no salirse de la baldosa con el traje de chulapo.

La candidata a presidir la Comunidad de Madrid es la Alba Carrillo de la clase política. Lista, o acaso pizpireta, locuaz, temeraria. Tiene el encanto de las guapas con pinta de locas, de las que igual te ponen a emprender una semana después del parto para librarte del yugo feminazi y no “colectivizar los sentimientos”, como te añora los atascos en la Gran Vía. Es un caramelo para los periodistas, pero tiemblo al pensar qué podría hacer con un presupuesto público. Ayer, lástima, no dijo ninguna astracanada.

GRAF4649. MADRID, 06 05 2019.- Algunas personas asisten a la presentación del programa de las fiestas de San Isidro 2019 presentado por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. El último San Isidro con marca Manuela Carmena, al menos en este mandat
GRAF4649. MADRID, 06 05 2019.- Algunas personas asisten a la presentación del programa de las fiestas de San Isidro 2019 presentado por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. El último San Isidro con marca Manuela Carmena, al menos en este mandat

Casado, vestido de sí mismo, le ha cogido el gusto al lenguaje futbolístico y recordó que “hay partido” y que es importante estar en la Champions para no bajar a Segunda División. Un análisis político de altura. Eso sí, le agradecemos que haya rescatado de su jubilación a José María Álvarez del Manzano, con cara de para qué habré venido con lo bien que estaba viendo la tele en mi sofá.

Aguirre, más lista que el hambre, se quedó esta vez en su casa. La presidenta más chula que ha dado España no habría consentido el atuendo de Andrea Levy, quien le añadió a la gorra y la flor un bolso de Prada. Lo típico que te pones para ir a una pradera con el tupper de tortilla y los pimientos fritos.

La terna de Vox debió irse a Maty, la tienda de disfraces de Sol, a por los trajes. Se marcaron un chotis que no les hará ganar ni un solo voto, como tampoco los bailes. A Iván Espinosa de los Monteros le pegaba tanto el sarao como a mí una partida de golf en el Club Puerta de Hierro o a Pepu Hernández escoger qué rosquillas debía llevar a casa. Qué mal rato, por qué se hacen tanto daño.

Cualquiera que haya visto alguna vez un concurso de misses sabe que ese momento clave en el que todas se la juegan es cuando lucen el traje regional. Ahí se nos podría desmoronar hasta la propia Charlize Theron. Pocos certámenes han debido ver nuestros candidatos, que decidieron ayer apostar con el chaleco, la gorra y las flores sin antes haber visto, por ejemplo, a María José Cantudo cantar las Leandras.

Errejón, que debería dejar de sonreír tanto y de manera tan forzada porque se le pone cara de gato egipcio, le añadió a su look de aseado y pulcro chico Ecoalf la gorra de turno.

Isabel Serra, candidata regional de Unidas Podemos, aprovechó la fiesta capitalina para anunciar algo que todos los votantes de PACMA estaban esperando: un referéndum para abolir la tauromaquia. Y hablando de anuncios, Begoña Villacís nos dijo que el viernes nace su hija Inés y que los populismos y Carmena muy mal. Tuvo que aguantar un escrache de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que no tuvo idea mejor que increparla. Yo creo que hay momentos mejores para hacerlo.

La alcaldesa, encantada de conocerse, estaba relajadísima (como Albert Rivera, sabedor de que no iba a coincidir con Pedro Sánchez) y segurísima de que volverá a hacer magdalenas en Cibeles. A este paso Rita Maestre se quedará, como Carlos de Inglaterra, sin reinar. Maldita gerontocracia.

Ideas ligeras
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios